domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Restaurado el retablo de la Capilla Mayor de la Catedral de Santander

Europa Press
martes, 17 de agosto de 2010, 12:43

Se han igualado los distintos oros y quitado la purpurina para darle un aspecto homogéneo

SANTANDER

El obispo de Santander, Vicente Jiménez, y el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Javier López Marcano, han presentado la restauración del retablo de la Capilla Mayor de la Catedral, que, gracias a los trabajos realizados durante tres meses, ha recuperado la homogeneidad de su dorado.

La actuación, con un presupuesto de 31.714 euros, ha sido realizada por el taller Tratteggio-Garbi de Camargo y subvencionada por la Consejería de Cultura.

Para agradecer este hecho, este martes se ha celebrado en la Sala Capitular de la Catedral una reunión extraordinaria del Cabildo de la Catedral, presidido por el obispo, a la que han asistido López Marcano y el director general de Cultura, Justo Barreda.

Con la restauración del retablo, el presbiterio de la Catedral de Santander luce en todo su esplendor, ya que a principios de año se restauró la sillería del coro, obra de principios del siglo XVII, procedente del monasterio de los Jerónimos de Madrid.

El retablo, por su parte, procede de la iglesia de San Juan de Tamariz de Campos (Valladolid) y es una obra del siglo XVIII realizada en la órbita del ensamblador vallisoletano Alonso del Manzano, mientras que el autor de los relieves fue el escultor Tomás de Sierra. Las figuras de la Asunción de la Virgen y de los Santos Emeterio y Celedonio son obras del escultor Juan Alangua, realizadas en 1950.

Antes de comenzar los trabajos de restauración se realizó un estudio exhaustivo de la obra que determinaría los diferentes pasos a seguir. Posteriormente se ha procedido a la limpieza y consolidación de las partes susceptibles de desprendimiento, así como a la reintegración de los elementos desaparecidos.

También se ha limpiado toda la policromía para sacar a la luz los colores originales y repintado en los lugares donde éstos habían desaparecido como consecuencia de las ceras y goteras existentes. El proceso finalizó con una protección final a toda la obra.

UN TRABAJO "DIFÍCIL"

Según ha indicado Ismael Moral, uno de los licenciados en Bellas Artes encargados de la restauración, éste ha sido "de los trabajos más difíciles" que se ha encontrado el taller Tratteggio-Garbi porque había distintos oros, de diferentes tonalidades, "que ha habido que igualar. Y es quizá lo más difícil", ha comentado.

Por su parte, la también licenciada en Bellas Artes, Victoria Alfaro, ha explicado que "el principal problema" que tenía el retablo, cuando se trajo a mediados del siglo XX tras la desaparición del anterior por el incendio de 1941, es que, para dejarlo homogéneo, se doró con oro alemán, que es de baja calidad, por lo que, con el tiempo y por no estar protegido, se volvió verde. Además, con los años se doró de nuevo con purpurina y otra vez se volvió verde. 

"El principal problema ha sido quitarle toda la purpurina, intentar sacar el poco oro original que se conservaba y dar un aspecto homogéneo al retablo", ha indicado Alfaro. 

En este sentido, Moral ha apuntado que normalmente aparece debajo el oro original, "que suele ser bastante bueno", y únicamente hay que consolidarlo y dar una protección, pero en este caso se conservaba muy poco oro original por lo que "ha habido que reintegrar muchas zonas". Por ello, el trabajo se ha prolongado durante tres meses --en lugar de los dos y medio proyectados-- y se ha tenido que contratar a más gente de la prevista.

Por contra, los relieves estaban "bastante bien" conservados, al igual que las tallas modernas. Al respecto, Alfaro ha destacado que "lo más valioso" del retablo son los relieves, "que son muy buenos", especialmente el de La Asunción.

AGRADECIMIENTO DEL OBISPO

Al término de la sesión extraordinaria capitular, el obispo ha destacado el "alto honor" que ha supuesto para el Cabildo de la Catedral haber recibido al consejero y al director general, a quienes con este acto se ha agradecido la "colaboración" que ha prestado su departamento para restaurar el retablo.  

Una labor, ha insistido, que ha sido posible "gracias a la generosidad de la Consejería". Jiménez también se ha congratulado de que la Catedral haya recuperado su esplendor.

Por su parte, López Marcano, que ha agradecido la convocatoria expresa del Cabildo, al que nunca había asistido, ha explicado que esta actuación forma parte de una de las "piedras angulares" de su política cultural como es la "rehabilitación y restauración de bienes importantes de nuestro riquísimo y vastísimo patrimonio arquitectónico religioso".

El consejero ha recordado que fue el dean de la Catedral, Francisco Sánchez, quien propuso la actuación y "nos convenció con mucha celeridad de la conveniencia de restaurar el retablo magnífico que da lustre a algo que ya es brillante, como es la Catedral".

López Marcano ha asegurado que en su departamento "no cejaremos" hasta lograr intervenir en las 1.200 iglesias que hay en Cantabria, puesto que "prácticamente todas, por el paso de los siglos y a pesar de los esfuerzos de conservación, necesitan alguna que otra intervención".

Así, para el titular de Cultura, el "objetivo" es que cada municipio tenga un centro cultural y rehabilitar "esas 1.200 iglesias para que los cántabros reparemos en la importancia del patrimonio arquitectónico religioso". En este sentido, ha invitado a la reflexión al recordar que en Cantabria "sólo tenemos 102 ayuntamientos y sin embargo 1.200 iglesias".
 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook