martes, 24 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

El padre de Teresa Fernández sigue "luchando y deseando tener noticias", tras diez años desaparecida

Europa Press
lunes, 16 de agosto de 2010, 19:34

Policía Nacional e Interpol trabajan sobre la acusación de Tony King, 16 (EUROPA PRESS)

La familia de la joven motrileña desaparecida el 18 de agosto, de hace ahora diez años, María Teresa Fernández, no pierde la esperanza de encontrarla y saber lo que ocurrió aquella tarde en la localidad granadina, aunque son conscientes de la dificultad de obtener un "resultado favorable" debido al tiempo transcurrido.

Así, lo ha confirmado el padre de María Teresa, Antonio Fernández, quien en declaraciones a Europa Press explicó que la investigación policial va tras la pista del Robert Graham tras la acusación de Tony King y sobre una carta anónima recibida en el hogar de la joven.

"No nos dicen nada de la investigación hasta que no tengan nada seguro y confirmado, aunque nosotros preferimos saber lo que hay", lamentó Antonio, quien entiende que "no puede exigir nada, aunque aún así me paso por allí para preguntar".

En este sentido, el padre de María Teresa destacó que la Policía Nacional e Interpol continúan tras búsqueda de una pista que permita detener a Graham para realizar un careo, pedido por la familia, entre el sospechoso y Tony King.

DETALLES DE LA INVESTIGACIÓN

María Teresa Fernández desapareció el 18 de agosto de 2000, cuando tenía 18 años, en la Avenida de Andalucía de Motril, en pleno centro de la ciudad, desde donde iba a encontrarse con unos amigos para posteriormente trasladarse hasta el recinto ferial, ubicado a unos dos kilómetros de la zona.

Desde el día de su desaparición, sus padres emprendieron una campaña en su búsqueda que los llevó a repartir carteles con su fotografía por todas las comunidades autónomas, acompañadas de manifestaciones mensuales para evitar que el caso cayese en el olvido. En su lucha, contactaron con pescadores y camioneros para que llevasen la imagen de su hija a todos los rincones del país y anunciaron recompensas en páginas web a quien aportara pistas sobre su paradero.

Tanto los investigadores como los padres de la joven iniciaron hace unos tres años su sospecha de que Tony Alexander King, condenado por las muertes de las jóvenes malagueñas Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes, y de su amigo Robert Graham, pudieran estar implicados en el caso por las similitudes con los dos sucesos mencionados anteriormente y porque los dos fueron vistos por la zona de Motril en la fecha en la que María Teresa desapareció.

Esa nueva línea de investigación llevó a la apertura del caso por tercera vez, lo que trajo a King a prestar declaración en el juzgado que instruye el caso. El hombre llegó a decir que María Teresa había sido asesinada y que tenía el convencimiento de que el autor de la muerte había sido su amigo Graham, por lo que el propio magistrado y la Policía Nacional requirieron la colaboración de la Interpol para que buscase a este último y que acudiera a Motril a prestar declaración, algo que hasta la fecha no ha sucedido.

En este sentido, el padre de la joven además indicó que también se han producido contactos con la Interpol para encontrar a Graham "y que pueda producirse ese careo que nosotros pedimos entre él y King, para ver lo que se puede sacar de ellos y si por esa vía avanza la investigación", algo que ya se pidió en el año 2009.

APOYO EN MOTRIL

Por otra parte, el padre de la joven quiso destacar que "nunca nos ha faltado el apoyo de los vecinos", y explicó que recientemente la familia ha estado reponiendo los carteles que ya estaban más viejos, los vecinos les veían y se los pedían "para llevarlos a distintos sitios, incluso unos vecinos de La Línea de la Concepción que han venido de visita a Motril nos han pedido carteles para llevárselos y colocarlos allí".

Antonio lamentó que este año su familia no vaya a realizar ningún acto por recomendaciones médicas, pues según describió la psiquiatra le ha recomendado a su mujer "no realizar ningún tipo de acto para no empeorar su salud mental", aunque "no por ello vamos a olvidamos nunca ni a dejar de luchar, defendió el padre de la joven.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook