domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Las víctimas bloquean carreteras como protesta

Europa Press
lunes, 16 de agosto de 2010, 13:50

SUKKUR (PAKISTÁN)

Las víctimas de las inundaciones en Pakistán han bloqueado una carretera para pedir ayuda al Gobierno mientras las agencias humanitarias alertan de que la ayuda llega de forma muy lenta a los millones de afectados que carecen de agua potable y alimentos.

El descontento entre la sociedad paquistaní ha crecido en las dos últimas semanas en las que el país se ha visto afectado por las peores inundaciones en décadas, incrementando los potenciales problemas políticos de un Gobierno superado por un desastre que ha afectado al menos a una décima parte de su población, que asciende a 170 millones.

"La velocidad con la que se está deteriorando la situación es espantosa", indicó en un comunicado el director para el país de la ONG Oxfam, Neva Jan. "Las comunidades necesitan desesperadamente agua potable, letrinas y suministros de higiene, pero los recursos de los que se disponen en la actualidad sólo cubren una parte de lo que se requiere", añadió.

Decenas de hombres y un puñado de mujeres armados con palos intentaron bloquear cinco carriles de tráfico en las afueras de Sukkur, una de las mayores ciudades de la provincia de Sindh, en el sur del país. Además, los residentes amenazaron con golpear con los palos a los coches que se acercaran.

"Dejamos nuestras casas sin nada, y ahora no tenemos ropa ni comida, y nuestros hijos están viviendo al lado de las carreteras", indicó uno de los manifestantes, Gul Hasan, que, como muchos otros, se vio obligado a abandonar su aldea y buscar refugio en Sukkur. Tanto él como otros permanecen en tiendas de plástico que se dispersan a lo largo de la carretera.

Anoche, también cientos de residentes quemaron neumáticos mientras gritaban "abajo el Gobierno" en la provincia de Punjab. "Estamos muriendo de hambre. Nadie ha hecho nada para mejorar nuestra situación", afirmó uno de los manifestantes, Hafiz Shabbir.

El daño causado por las inundaciones --que han causado ya al menos 1.600 muertos y han dejado sin hogar a dos millones de personas-- y el coste de la recuperación podría llevar un largo camino de recuperación económica a Pakistán.

A pesar de que para hoy se prevé un respiro en las lluvias, muchas familias tienen pocas esperanzas de regresar a sus casas. "Sólo escuchamos que el agua está retrocediendo, pero cada vez hay más y más agua en nuestra aldea", indicó Mansha Bozdar, residente en la provincia de Punjab, en el sur.

El Gobierno ha sido acusado de ser demasiado lento a la hora de responder a la crisis, con las víctimas dependiendo en gran parte del Ejército y de las agencias humanitarias extranjeras para conseguir ayuda.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook