domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Llegaron a España el mes pasado

17 excarcelados y sus familiares piden el estatuto de refugiados políticos

Europa Press
domingo, 15 de agosto de 2010, 13:20

MADRID

Al menos 17 disidentes cubanos excarcelados y familiares llegados a España el mes pasado han solicitado que se les reconozca el estatuto de refugiados políticos, según datos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

De entre ellos, media docena corresponden a ex presos políticos y el resto a sus familiares, han precisado a Europa Press fuentes diplomáticas, que han añadido que todas estas solicitudes se encuentran a la "espera" de ser estudiadas.

Otros 35 cubanos, entre presos liberados y familiares, se han acogido al estatuto de protección subsidiaria que el Gobierno español les recomendaba y que ya tienen reconocido. Según el Ejecutivo, este régimen jurídico no les cierra la puerta, como el asilo, a regresar a la isla, aunque para ello tienen que solicitar permiso al régimen.

Restan aún algunos excarcelados y familiares que no han iniciado ningún trámite para regularizar su situación en España, ya que su deseo es viajar a EEUU, por lo que están teniendo distintos contactos con la Embajada de este país en España. Uno de ellos, Arturo Pérez de Alejo, prevé abandonar este país rumbo a Miami en los próximos días, tras recibir la autorización correspondiente de la Administración norteamericana.

De otro lado, cuatro excarcelados que han pedido que se les reconozca como refugiados políticos han solicitado amparo al Defensor del Pueblo para poder permanecer en Madrid y no ser dispersados a otras ciudades del territorio nacional, como ha ocurrido con algunos de sus compañeros.

RECURRIR AL DEFENSOR DEL PUEBLO

Se trata de los periodistas Julio César Gálvez, Ricardo González, Normando Hernández y Mijail Bárzaga, que creen que en la capital tendrán más oportunidades laborales, además de que tanto ellos como algunos de sus familiares están recibiendo tratamientos médicos específicos en la capital, como argumentan en el escrito que han dirigido al Defensor del Pueblo y que presentaron el martes pasado en la Delegación del Gobierno.

Desde Exteriores se advierte de que aquellos excarcelados que rechacen el alojamiento ofrecido por alguna de las tres ONG que se encargan de facilitar su integración en España deberán costearse por su cuenta la vivienda en la que decidan permanecer, afirman fuentes diplomáticas a Europa Press.

Exteriores reconoce que, de acuerdo con la Constitución española, los disidentes trasladados a España en virtud de un acuerdo entre el Gobierno cubano y la Iglesia, "tienen derecho a escoger su lugar de residencia", según las fuentes diplomáticas.

No obstante, matizan que el alojamiento que Cruz Roja, CEAR y ACCEM les está prestando desde el primer momento en que llegaron depende de la disponibilidad de plazas que estas ONG tengan en los pisos y centros de acogida que gestionan por todo el territorio nacional.

De manera que si alguno de los ex presos políticos desea residir en un lugar diferente al que se le ofrece en función de la disponibilidad de plazas en ese momento puede hacerlo pero tendrá que costeárselo "por su cuenta", señalan las fuentes.

Aquel que rechace la ayuda para el alojamiento, tendrá derecho a seguir recibiendo el resto de prestaciones que las ONG les ofrecen en virtud de un acuerdo con el Ministerio de Trabajo y que incluyen asistencia sanitaria y psicológica, escolarización de menores, asesoramiento laboral o ayuda para la tramitación de títulos académicos, entre otros.

El periodista Normando Hernández ha afirmado a Europa Press que ni él, ni tampoco en principio los tres compañeros que están en su misma situación, han recibido tal información por parte de algún representante del Ministerio de Exteriores o de Cruz Roja, la ONG que gestiona su acogida.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook