jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

AMP.-La asistencia médica a extranjeros supuso el ingreso de 9,4 millones a las arcas autonómicas en 2009

Europa Press
miércoles, 11 de agosto de 2010, 18:21

Es la tercera comunidad autónoma con un mayor peso en la facturación en concepto de asistencia sanitaria a extranjeros

PALMA DE MALLORCA

La asistencia médica prestada a extranjeros con tarjeta sanitaria en hospitales y centros de salud de las islas supuso el ingreso de 9.429.588 euros a las arcas autonómicas en 2009, un 102 por ciento más que en 2008, cuando los fondos de cohesión sanitaria que el Ministerio de Salud destinó al archipiélago supusieron 4.664.955 euros.

De esta forma, Baleares dobla los fondos percibidos por el Ib-Salud en un sólo año, tras incrementar la facturación a extranjeros un 14,5 por ciento, al pasar de 9,78 millones de euros facturados en 2008 a 11,21 millones de euros el pasado ejercicio. Así, el archipiélago se posiciona como la tercera comunidad autónoma con un mayor peso en la facturación en concepto de asistencia sanitaria a extranjeros del conjunto del país, sólo superado por la Comunidad Valenciana (21,14 por ciento) y Andalucía (26,21 por ciento).

Según ha informado la Conselleria de Salud en un comunicado, durante el 2009 los centros de salud y hospitales de las islas realizaron 31.635 asistencias a extranjeros, 4.013 más que en 2008, cuando la cifra se situó en 27.622.

Por Islas, en Mallorca se contabilizaron 21.295 asistencias, por un importe de 8,7 millones de euros; en Eivissa se realizaron 7.704 asistencias (1,79 millones de euros); en Formentera las asistencias sumaron 1.745 (351.968 euros); y por último, Menorca se anotó 891 asistencias (337.503 euros).

TARJETA SANITARIA EUROPEA

Concretamente, la mayor parte de las asistencias se realizaron a personas que tenían la tarjeta sanitaria europea (29.303), que tuvieron un coste de 9,08 millones de euros, mientras que, por otro lado, 1.019 atenciones se corresponden con el Certificado Provisional Substitutorio, que otorga el derecho a la asistencia por motivos de trabajo, estudios, turismo en el territorio de la Unión Europa y Suiza, que supusieron una facturación de 1,9 millones de euros.

Las 1.313 asistencias restantes, por valor de 174.764 euros, se hicieron a personas desplazadas por cuestiones de trabajo o a pensionistas.

Por otra parte, el 41,15 por ciento de las asistencias (13.017) fueron cubiertas por la Gerencia de Atención Primaria de Mallorca, de la cual dependen todos los centros de salud y unidades básicas de la isla, si bien el coste sólo representa el 6,14 por ciento de la facturación y llega a los 688.298 euros.

Por número de casos, le sigue en importancia el Área de Salud de Ibiza y Formentera, también en los centros de salud, que generó 5.024 asistencias (15,88 por ciento) con un coste de 260.319 euros (el 2,32 por ciento del total).

Pese a que los hospitales atendieron menos asistencias, el importe de sus facturaciones es mucho más elevado, de forma que el Hospital Universitario Son Dureta sumó 3.388 asistencias (10,71 por ciento), pero originó el 38,67 por ciento de la facturación, hasta situarse en los 4,3 millones de euros, mientras que el Hospital Can Misses de Ibiza efectuó 2.680 asistencias (8,47 por ciento) por un valor de 1,5 millones de euros (el 13,68 por ciento de la facturación).

Por su parte, el Hospital Son Llàtzer contabilizó 1.850 asistencias (5,85 por ciento), con un coste de 1,6 millones de euros (14,92 por ciento), mientras que en el Hospital de Manacor, las 1.926 asistencias (6,09 por ciento) se tradujeron en una facturación de 1,3 millones de euros, el 12,43 por ciento del total facturado por el Servicio de Salud.

Mientras, el Área de Salud de Menorca facturó 32.905 euros (1,40 por ciento) por las 444 asistencias realizadas en sus centros de salud, a las que se deben sumar otras 447 atenciones con un coste de 304.597 euros que se llevaron a cabo en el Hospital Mateu Orfila.

Por último, el Hospital de Formentera contabilizó 1.745 asistencias y facturó 351.968 euros, mientras que el Hospital Comarcal de Inca hizo 1.066 asistencias por un importe de 615.967 euros y el Servicio de Urgencias y Emergencias Sanitarias del 061 contabilizó 48 atenciones que tuvieron un coste de 17.416 euros.

Concretamente, la mayor parte de las asistencias facturadas (94,86 por ciento) fueron ambulatorias y sumaron 30.009 con un coste de 3,06 millones de euros, mientras que las 1.626 restantes precisaron ingreso hospitalario y costaron 8,1 millones de euros. La Conselleria ha detallado que el importe medio de un tratamiento ambulatorio es de 101,98 euros y el de un ingreso es de 5.012 euros.

NACIONALIDADES Y EDADES

Por nacionalidades, los ciudadanos del Reino Unido, con 10.445 asistencias, lideran la demanda de atención sanitaria, con un coste de 3,8 millones de euros, mientras que las 8.410 asistencias realizadas a turistas o desplazados alemanes tuvieron un coste superior, ya que alcanzó los 3,9 millones de euros.

Les siguen los italianos, con 4.965 atenciones y una facturación de 1,06 millones de euros; y los franceses (2.936 asistencias con una tarifación de 767.862 euros).

El resto de nacionalidades está por debajo del millar de asistencias: suecos (761 atenciones y 182.782 euros de facturación); irlandeses (685 y 140.402 euros); belgas (630 y 160.710 euros); portugueses (504 y 138.286 euros); austríacos (432 y 146.706 euros) y suizos (359 y 145.556 euros).

En cuanto a las edades, las asistencias realizadas a personas mayores de 70 años son las más numerosas, concretamente, 6.914 con una facturación de 3,3 millones de euros, mientras que entre 60 y 69 años se contabilizaron 4.987 atenciones por valor de 2,2 millones de euros.

El tercer grupo de edad es entre los 20 y los 29 años (5.538 con un coste de 1,1 millones de euros) y, a continuación, se sitúan los menores de 9 años, con 2.852 atenciones y 652.699 euros.

Por otro lado, la Conselleria ha destacado que el Servicio de Salud y las gerencias dependientes están haciendo "importantes esfuerzos" por incrementar la facturación por los servicios sanitarios realizados a personas extranjeras, de modo que desde el año 2007, cuando la facturación fue de 7,9 millones de euros, la evolución ha sido ascendente y, en 2008, la cantidad facturada llegó a los 9,7 millones de euros hasta situarse en los 11,2 millones en 2009.

Precisamente, ha recalcado que aumentar la facturación, es decir, tramitar mediante un programa informático interconectado entre el Servicio de Salud y el Instituto Nacional de la Seguridad Social, denominado Fissweb, todos los gastos generados por la atención de turistas extranjeros se traduce en un incremento del fondo de cohesión sanitaria que reciben las islas por la asistencia a desplazados en estancia temporal por cuenta de otro Estado.

Así, ha resaltado que este año, Baleares ha aumentado un 102 por ciento este fondo en relación a 2008, de manera que recibirán 9,4 millones de euros provenientes del Ministerio de Sanidad y Política Social, frente a los 4,6 millones transferidos el año pasado.

Se debe tener en cuenta que el archipiélago sólo recibe fondos de cohesión sanitaria para compensar la asistencia sanitaria a los desplazados en estancia temporal en el país de destino, puesto que envían a otras Comunidades más pacientes de los que reciben y no tienen asignado ningún centro, servicio o unidad de referencia a nivel estatal.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook