lunes, 05 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

(Amp) Salgado dice que el coste de las infraestructuras a retomar será muy reducido y no afectará al déficit

Europa Press
miércoles, 11 de agosto de 2010, 14:08

No prevé que el anuncio de Zapatero vaya a ampliar en el medio plazo el diferencial de la deuda española

MADRID

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, afirmó hoy que el coste de las infraestructuras que el Ministerio de Fomento retomará en 2011 no será "especialmente significativo" en términos absolutos, y aseguró que tampoco afectará al objetivo de déficit del próximo año, que sigue manteniéndose en el 6% del PIB para el conjunto de las administraciones públicas.

Salgado indicó, en declaraciones a Europa Press, que la estabilidad en las últimas semanas de los mercados financieros ha permitido al Gobierno contar con "un pequeño margen" en el presupuesto que se destinará a recuperar alguna de las obras que se habían suspendido por parte del Ministerio de Fomento.

"La estabilidad de los mercados financieros nos permite tener un pequeño margen, puesto que si se reduce el coste de nuestra deuda, tenemos ahí un pequeño margen", reiteró Salgado, quien insistió en que aunque la cantidad no vaya "a ser especialmente importante", el ministro de Fomento, José Blanco, podrá "sin ninguna duda recuperar alguna de las obras" que había aplazado.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, adelantó ayer que en "10 ó 15 días" el Ejecutivo prevé "aliviar" el recorte en infraestructuras, con el fin de recuperar "algunas" iniciativas suspendidas que beneficien a la "mayoría" de las comunidades. Así, subrayó subrayó que este "alivio" será posible, "si como entiende el Gobierno", la estabilidad financiera permite un "margen" para los Presupuestos de 2011.

La titular de Economía señaló que la intención del Gobierno es llevar a cabo una "cierta redistribución interna" del gasto que permita destinar a infraestructuras una cantidad "algo mayor" que la prevista durante la elaboración del techo de gasto del Estado para el próximo año, pero siempre respetando el objetivo de déficit presupuestario.

Salgado apuntó que los "primeros números" que había elaborado el Gobierno de cara a los Presupuestos de 2011 se realizaron en un momento en que los mercados estaban en una situación "más inestable", pero que tras la publicación de los test de estrés de la banca española y tras ver que el sistema financiero español es "muy sólido", los mercados han entrado en una fase de "mayor tranquilidad y seguridad", lo que ha permitido contar con "algún margen adicional" que se destinará a infraestructuras.

FOMENTO CONCRETARÁ LAS OBRAS A RETOMAR.

En declaraciones a Europa Press, la ministra añadió que será el propio Ministerio de Fomento el que concrete los proyectos que se van a retomar atendiendo a los criterios que considere más oportunos y que Hacienda se limitará a trasladar el presupuesto adicional con el que contará el departamento de José Blanco, si bien insistió en que no será "especialmente importante".

En cualquier caso, Salgado quiso dejar claro que no existe ninguna relajación del cumplimiento del objetivo de déficit público, ya que sigue siendo "la prioridad número uno" del Gobierno, y atribuyó el incremento de ayer del diferencial de la deuda española con el bono alemán a las noticias "negativas" sobre el sector financiero de Irlanda, a la caída de las rentabilidades de la deuda alemana y a que en el mes de agosto la liquidez es muy baja.

"En el mes de agosto la liquidez es muy baja en los mercados y pequeños movimientos u operaciones producen efectos importantes en términos de diferencial, pero lo que hay que mirar es la tendencia, y la tendencia sin duda es que con las medidas de austeridad, con el resultado de los test de estrés y con las reformas estructurales los mercados financieros han vuelto a otorgar su confianza a la deuda pública española y a las actuaciones que estamos llevando a cabo", subrayó.

Por ello, rechazó que el anuncio realizado ayer por el presidente del Gobierno de destinar a infraestructuras una cantidad mayor a la prevista en 2011 vaya a suponer un empeoramiento de la deuda española, pese a que ayer marcó un diferencial máximo con el bono alemán desde la publicación de los test de estrés de la banca.

"La decisión primera es reducir el déficit al 6% en la Administración General del Estado, según consta en el techo de gasto, que ha sido aprobado por el Parlamento y se va a respetar absolutamente, así que lo que se va a producir es una cierta redistribución interna poco importante en términos relativos, pero que va a permitir a Fomento recuperar alguna actuación", reiteró.

Finalmente, indicó que en materia económica el Gobierno tiene una prioridad que es crear empleo, pero que contempla una "prioridad anterior" que es reducir el déficit para después poder crecer mejor, dado que el empleo se crea no sólo con inversión, sino también con reformas estructurales.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook