miércoles, 07 diciembre 2016 |  503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80
LA VOZ LIBRE

Juan Carlos y Fidel Castro: no es una cuestión de barbas

Hugo Chávez comparó al Rey con el dictador cubano retirado

LVL
domingo, 13 de septiembre de 2009, 07:56

 

Madrid.- Hugo Chávez no da puntada sin hilo. Durante su visita a Madrid quiso marcar el tono ante el Rey -"¿Por qué no te callas?"- con un comentario jocoso sobre su parecido, tras dejarse la barba, con Fidel Castro. En la composición fotográfica no sólo se aprecian las diferencias físicas, sino también de carácter. Por un lado, Castro arrastra la barba de su etapa revolucionaria de los primeros años 60. El Rey la ha dejado crecer cuando ha tenido algún problema cutáneo o, como ahora, "por cambio de 'look'", como el mismo explicó en la audiencia.

 Pero, ¿es correcto aludir a la apariencia del Rey y compararla con la de un dictador en retirada por sus problemas de salud? ¿Qué habría sucedido si la comparación se hubiera hecho con Hitler, Stalin o Mussolini? La referencia más cercana se encuentra en la realizada por el propio Fidel Castro, que denominaba a Aznar "Franquito parlamentario". Las comparaciones del ex presidente del gobierno con Franco, basadas en parecidos físicos como la estatura, el bigote y el caracter frío, buscaban la ofensa. Entonces, ¿por qué la comparación entre el Rey y Castro debe tomarse como un comentario de aprecio?

Chávez, acostumbrado a sus verborrea imparable, mantuvo la costumbre. En 12 horas en Madrid tuvo una agenda muy ocupada. Alojado en una suite de 5.300 euros la noche, saludó al Rey con un "se ha dejado barba, como Fidel", a lo que Don Juan Carlos le respondió: «Para cambiar un poco de 'look' ". Es lo que se pudo escuchar  antes de que el Monarca y el presidente venezolano pasaran a un despacho a conversar en privado durante 40 minutos.

El gran escándalo lo montaron sus numerosos escoltas en la Casa del Libro de la Gran Vía, de donde salieron con unos 100 libros en bolsas, mientras que Chávez exhibía en sus manos «El capitalismo funeral», de Vicente Verdú.

Con lo que no contaba Chávez fue con la reacción de un nutrido grupo de madrileños que, al identificarle, le increparon con gritos de "fuera", "dictador", "corrupto", "sinvergüenza", "asesino" y "amigo de Ahmadineyad". Entre los cientos de personas que se agolparon frente a la librería también se hallaban simpatizantes que gritaron "Viva Cuba".

Testigo de excepción de todo lo sucedido fue el presidente de Repsol YPF, su "amigo" Antonio Brufau, que permaneció en la Casadel Libro durante la hora y media que estuvo dentro Chávez. En el establecimiento, el dirigente caribeño tenía concertadas dos entrevistas en las que anunció a bombo y platillo el hallazgo de un gigantesco yacimiento de gas en las costas de Venezuela, que podría alcanzar entre siete y ocho trillones de pies cúbicos -alrededor de 1.300 millones de barriles-.

Luego, Chávez habló con Zapatero de la situación en Suramérica, en tensión por el golpe militar en Honduras y la decisión de Venezuela de congelar las relaciones diplomáticas con Colombia por permitir que Estados Unidos opere en bases situadas en su territorio. Zapatero le ofreció su disposición a facilitar el diálogo entre Venezuela y Colombia.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, criticó el recibimiento a Chávez y lamentó que España se convirtiera en "la sala VIP del populismo internacional" con esta visita y con la del presidente de Bolivia, Evo Morales, a partir de hoy domingo.

Sin duda, los nuevos 1.300 millones de barriles disponibles, apetecidos también por las empresas española -entre ellas Repsol YPF- bien valieron al Rey aceptar el comentario de su parecido con Fidel Castro.

Noticias relacionadas

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 3 comentarios
Dice ser Miguel Cano
lunes, 14 de septiembre de 2009, 19:54
es una verdadera veguenza tener que soportar a personajes golpistas de esta indole, por el beneficio economico de unos cuantos empresarios y politicos beneficiados por esas empresas de dudosa transparencia economica, Considero que es una ofensa imperdonable comparar a nuestro monarca (aceptado y consentido por el pueblo Español) con un dictador inculto, golpista y represor de su pueblo, no necesitamos amistades con la de Chavez, a la mierda con ese tipo de gentuza.

Dice ser Anónimo
lunes, 14 de septiembre de 2009, 01:13
En un país normal el rey barbudo haría años que habría sido enjuiciado , destituido y encarcelado por ladrón, corrupto, homicida de su hermano, y centenares de delitos propios de una persona sin ninguna moral ni principio. Pero aquí este hijo de puta baboso está por encima de la ley y puede hacer lo que le salga de los huevos.
Al menos Castro tiene más dignidad.

Dice ser Nnei
domingo, 13 de septiembre de 2009, 17:21
Chávez es un friki de la polótica y su única función cuando habla es liarla para enredar a su interlocutor. Por eso se puso chulo en la conferencia iberosamericana y por eso se cagó cuando el Rey le dijo "por que no te callas"

Página 1 de 1
Encontrados 3 comentarios
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 
503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook