miércoles, 18 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Un tercio de las muertes por cáncer de origen laboral está causado por un aislante de los edificios, según la OMS

Europa Press
martes, 10 de agosto de 2010, 11:19

Este material

En el mundo hay unos 125 millones de personas expuestas en su trabajo al asbesto (un mineral que se utiliza en el aislamiento de los edificios), lo que provoca más de 107.000 muertes anuales por cáncer de pulmón relacionado con este material, es decir, más de un tercio de las muertes por cáncer de origen laboral en todo el mundo, según alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El término "asbesto" designa un grupo de minerales naturales fibrosos, que han tenido o siguen teniendo un uso comercial debido a su resistencia a la tensión, su escasa termoconductividad y su relativa resistencia al ataque químico.

Por este motivo, el asbesto se utiliza en el aislamiento de los edificios, como componente de diversos productos (tejas, tuberías de agua, mantas ignífugas y envases médicos), como aditivo de los plásticos y en la industria automovilística (revestimiento de embragues y frenos, juntas y amortiguadores).

Las principales variedades de asbesto son el crisotilo (asbesto blanco) y la crocidolita (asbesto azul). Otras formas son la amosita, la antofilita, la tremolita y la actinolita. En cualquier caso, todas las formas de asbesto son cancerígenas para el ser humano y pueden causar mesotelioma y cáncer de pulmón, laringe u ovario, según explican los especialistas de la OMS.

Asimismo, la exposición al asbesto también puede causar otras enfermedades, como la asbestosis (una forma de fibrosis pulmonar), además de placas, engrosamientos y derrames pleurales.

Para la organización, eliminar las enfermedades relacionadas con el asbesto tiene dos componentes principales: la asistencia a los países que siguen utilizando el crisotilo y la asistencia relacionada con las exposiciones derivadas del uso histórico de todas las formas del asbesto.

MEDIDAS PARA SU ELIMINACIÓN

En este sentido, y junto con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la OMS colabora con los países de su Asamblea en la eliminación de las enfermedades relacionadas con el asbesto. Así, las orientaciones estratégicas de esa colaboración son: el reconocimiento de que la forma más eficiente de eliminar esas enfermedades consiste en detener el uso de todos los tipos de asbesto y sustituirlo por productos más seguros.

En esta misma línea, la OMS se ha propuesto que los países adopten medidas para prevenir la exposición a este material; la mejora del diagnóstico precoz, el tratamiento y la rehabilitación médica y social de los pacientes con enfermedades relacionadas con el asbesto; y la creación de registros de las personas expuestas a este tóxico en la actualidad o en el pasado.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook