domingo, 04 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Se esperan menos que en 2009

La población mundial de medusas crece por la contaminación

Europa Press
domingo, 08 de agosto de 2010, 17:17

MADRID/MURCIA

Este verano se esperan menos medusas merodeando las playas que en los anteriores periodos estivales, a pesar de que la población está creciendo a escala mundial, en parte, por la contaminación de las aguas, según el investigador del centro oceanográfico de Murcia, del Instituto Español de Oceanografía (IEO), Ignacio Franco, que prevé que será la costa mediterránea la más problemática de España.

En todo caso, Franco ha explicado a Europa Press que es "bastante aleatorio" y difícil de predecir dónde y cuando pueden llegar, ya que estos factores dependen principalmente del viento y las corrientes.

Así, ha destacado que las zonas que este verano podrían tener "algún problema, pero no más que el año pasado" serán Cataluña, donde las medusas "ya están saliendo y seguirán haciéndolo" y quizá en Baleares, donde, por otra parte, se han observado "muchas menos que el año pasado". No obstante, en los últimos días se han detectado numerosas medusas de la especie Carabela portuguesa en las costas de Cantabria, a pesar de que ésta es más propia de la fachada atlántica de Portugal.

Por otro lado, Ignacio Franco ha explicado las causas principales de la proliferación de las medusas a escala mundial, respecto a lo que ha apuntado que "responde principalmente a problemas de contaminación orgánica", ya que con la llegada al mar de fertilizantes agrícolas y residuos el mar se hace más productivo.

Además, ha añadido que a estas causas se suman la sobrepesca de los competidores de las medusas por este alimento, tales como las sardinas, boquerones y pequeños pelágicos, entre otras, que también comen plancton, por lo que éstas tienen más alimento para desarrollarse.

AUMENTO TEMPERATURA DEL MAR, NO TIENE UN EFECTO DIRECTO

En cuanto a la incidencia del cambio climático en el fenómeno, el investigador, ha restado importancia a este factor puesto que, en su opinión, el aumento de la temperatura del mar no tiene un efecto directo, pero ha reconocido que están aumentando "en todos los mares y tanto en las especies de aguas frías como en las de calientes".

Por tanto, considera que el "pequeño aumento de la temperatura, en realidad, no afecta si se compara con los otros factores que sí afectan". Respecto a la influencia de las abundantes lluvias, ha manifestado que aunque no se sabe cómo afecta, algunos científicos catalanes consideran que genera un "efecto barrera invisible" por diferencia de salinidad, frenando su llegada a la costa.

Por otro lado, el científico ha dicho que "tanto en el norte como en el Mediterráneo", la especie que da más problemas en verano en España es la conocida como 'pelagia noctiluca', que es una de las más habituales y que puede producir una lesión cutánea. "Es como si te quemaras con un alambre", ha descrito Franco, que añade que esta especie es la que produce una picadura más seria a diferencia de otras, que sólo provocan picor, más o menos intenso pero sin dejar lesión.

En el ranking, también ha destacado a la 'Carabela Portuguesa' una medusa del atlántico de la que ha lamentado que tiene "muy mala prensa" y que se ha registrado siempre en las costas de Portugal, desplazándose sobre todo a Asturias, Cantabria y País Vasco en 2006.

Además, ha explicado que también ha sido observada en el Mediterráneo, donde entra "de forma ocasional, normalmente" en el mes de febrero, cuando se concentran en las proximidades del Estrecho y sopla viento del oeste, entrando en este mar. Respecto a la "alerta" por esta medusa, ha indicado que en 2009 se registraron 6 medusas en playas y otras seis fueron vistas en el mar.

En este año, Franco declara tener constancia de la entrada de unos 60 o 70 ejemplares pero "como son de agua fría" aguantan hasta abril o mayo y luego mueren porque no aguantan las altas temperaturas.

BIODIVERSIDAD MAR MEDITERRÁNEO, MÁS AMENAZADA

Además, según un estudio coordinado por el CSIC, la biodiversidad del Mar Mediterráneo es en estos momentos la más amenazada del planeta, achacado a la sobreexplotación, la pérdida del hábitat, la contaminación y el aumento de temperaturas provocado por el cambio climático.

El Mediterráneo es, además, la región con mayor número de especies invasoras, 637, aproximadamente un 4 por ciento de todas las que habitan la zona. Los investigadores creen que la mayoría de estas especies proceden del Mar Rojo y entraron a través de Canal de Suez. El siguiente espacio, la zona europea del Océano Atlántico, tiene 245.

El trabajo también arroja elementos positivos y apunta que el Mediterráneo es uno de los mares con más diversidad marina del planeta. De hecho, es el cuarto en la lista tras las aguas australianas, japonesas y chinas y cuenta con 17.000 especies marinas descritas hasta la fecha.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook