domingo, 04 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

reunión en la moncloa

Zapatero opta por las primarias ante la negativa de Gómez

Europa Press
domingo, 08 de agosto de 2010, 00:36

Los socialistas madrileños piden neutralidad a Ferraz ante el proceso

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, optó hoy por la convocatoria de primarias para elegir el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, durante el encuentro mantenido con el secretario general del PSM, Tomás Gómez, y después de que éste le confirmara su decisión de no retirarse y presentar su candidatura.

Tras el fallido intento de reunirse que tuvo lugar el viernes, el jefe del Ejecutivo había convocado al dirigente socialista madrileño para convencerle de que no presentara su candidatura y dejara paso a otro candidato. Hasta la fecha, el nombre que ha aparecido como potencial cabeza de lista es el de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, quien aún no ha dado el paso de anunciar su candidatura. Sin embargo, Tomás Gómez se ha mantenido firme en la postura que ha venido reiterando de presentarse como candidato para disputar la presidencia de la Comunidad de Madrid a Esperanza Aguirre.

Ante esta negativa, Rodríguez Zapatero ha optado por la convocatoria de primarias y, tras la reunión con Tomás Gómez, que duró unas dos horas , la dirección federal del PSOE emitió un comunicado en el que se anunciaba que ambos habían decidido "apostar por los mecanismos de democracia interna que rigen en el PSOE para la elección de candidatos a las próximas elecciones autonómicas y municipales en la Comunidad de Madrid".

Esto significa la convocatoria de primarias que, según los estatutos del PSOE se convocan cuando hay más de un candidato aspirante. En este caso, los aspirantes deberán presentar sus avales como precandidatos antes del 25 de septiembre, con el objetivo de celebrar las primarias el 3 de octubre, tal y como establece el calendario aprobado por el Comité Federal del PSOE.

Hasta el momento, la ministra de Sanidad no se ha pronunciado al respecto, sin embargo las fuentes socialistas consultadas por Europa Press dan por hecho que no va a plantear ningún problema si Zapatero le pide ser la candidata. De hecho, precisaban que Jiménez conoce cuál ha sido su valoración entre los votantes socialistas en una encuesta realizada por el PSOE sobre los candidatos para la Comunidad madrileña en la que se apuntaría que saca 30 puntos al actual secretario general del PSM.

Estas mismas fuentes consideran que tal vez habría sido más fácil si Tomás Gómez hubiera decidido dar su apoyo a Trinidad Jiménez, pero creen que un proceso de primarias también será muy útil para movilizar a la gente en torno a los candidatos socialistas. En este sentido, se mostraron convencidos de que en las primarias cualquiera de los dos sale reforzado cuando sea elegido candidato.

Las fuentes consultadas se muestran convencidas de que Trinidad Jiménez es la candidata con la que tienen posibilidades de ganar al PP y afirman que tiene todas las opciones de ganar las primarias porque confían en que los militantes opten por la candidata más competitiva. De hecho, Zapatero no ha escatimado en elogios hacia la ministra de Sanidad, afirmando que su valoración de ella es "buenísima" frente la "buena" valoración que le atribuye a Tomás Gómez.

EL PSM RECLAMA NEUTRALIDAD A FERRAZ

Esta determinación del federal de trabajar a favor de que haya otro candidato, previsiblemente Jiménez, contrasta, sin embargo, con el sentimiento que se vive en Callao, sede del PSM. Esta misma tarde, tras la reunión enviaban un comunicado en el que, a modo de prevención, destacaban su confianza plena "en que la Comisión Ejecutiva Federal actuará con absoluta neutralidad" en caso de que haya otro aspirante y se celebren elecciones primarias.

Sin embargo, desde el PSM lamentan que el proceso de negociación entre Gómez y Zapatero no haya fructificado para integrar a Jiménez dentro de las listas, de número 2, e incluso nombrarla senadora por Madrid, para fortalecer un cartel que hubiese sido de consenso. Pese a ello, la dirección socialista madrileña ve las primarias como una oportunidad de poner de relieve todo el trabajo hecho durante los últimos 3 años por parte de Gómez, que ha sido la cabeza visible de la oposición contra Aguirre y que conoce los problemas que acucian a la Comunidad de Madrid. Además, aseveran que cuentan con el respaldo hasta ahora mayoritario de la organización y la militancia, que tendrá ocasión de participar en el proceso.

Según fuentes socialistas madrileñas, el desencuentro manifestado hoy entre los dos socialistas venía larvándose desde hace meses en base a las desavenencias entre Gómez y el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, de quien afirman que no era proclive a que Gómez fuese el candidato elegido. Son muchos los que opinan que la relación ya venía tocada desde el mismo momento en que hace tres años el propio Zapatero llamara, sin consultar a su segundo, al ex alcalde de Parla para que se hiciera cargo del PSM tras la derrota de Rafael Simancas.

Gómez cogió entonces un partido "traumatizado, destrozado", según sus propias palabras y comenzó la reconstrucción desde todos los ámbitos. Cohesionó a las tradicionales familias de la antigua FSM, especialmente a los guerristas encabezados por José Cepeda, que se enfrentó a él en un principio pero que se ha convertido en su mayor defensor y que cuenta con un 30 por ciento de la organización. Además, el ex alcalde de Parla comenzó un peregrinar por toda la región siete días a la semana, recuperó las 'asambleas vecinales' que tan buen resultado le dieron en Parla y se recorrió pueblos y barrios explicando sus proyectos.

Asimismo, para escribir su 'programa electoral' el equipo de Gómez ha diseñado una red de expertos de cada uno de los temas en la que participan cerca de 500 profesionales, tales como Gregorio Peces Barba y Alejandro Tiana en Educación o José Ramón Repullo en Sanidad.

Sin embargo, el secretario general ha tenido enfrente todo este tiempo a los 'simanquistas', un 5% de la organización, que se mantienen todavía en las instituciones (una docena de diputados y varios alcaldes) puesto que formaron parte de las listas electorales de 2007. Todos ellos han jugado al desgaste durante todo el periodo de gestión de Gómez y serán con total seguridad los más fervientes defensores de Jiménez, si ésta se presenta finalmente, según las fuentes consultadas.

La decisión de Zapatero de que entre en liza otro candidato diferente a Gómez, muy probablemente Trinidad Jiménez, supondrá una nueva ruptura de las filas socialistas madrileñas, hasta ahora cohesionadas. "Será duro para todos, habrá gente que se quede por el camino, pero la mayoría se mantendrá", confía un responsable del PSM. Hasta ahora, muchos alcaldes habían manifestado su deseo de que hubiese un acuerdo, para evitar una división del partido y de las bases que, a medio plazo, puede afectarles directamente en la elaboración de las listas municipales.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook