lunes, 27 febrero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

La posibilidad de una infección por hepatitis C aumenta con el número de tatuajes que se hagan

Europa Press
viernes, 06 de agosto de 2010, 18:24
MADRID

La incidencia de la hepatitis C después de hacerse un tatuaje está directamente relacionada con el número de tatuajes que tenga ya la persona en su piel, según un estudio de la Universidad de British Columbia y publicado en 'International Journal of Infectious Diseases'.

 En Estados Unidos, se calcula que el 36 por ciento de la población menor de 30 años tiene algún tatuaje y en Canadá, cerca del 8 por ciento de los adolescentes tiene al menos uno y el 21 por ciento de los que no tiene, quiere uno. Mientras se hace el tatuaje, la piel recibe entre 80 y 150 pinchazos por segundo para inyectar la tinta.

 Si no se cuenta con las suficientes medidas higiénicas es muy fácil que se transmita alguna infección por la sangre o los fluidos corporales, ha explicado el director del estudio el doctor Siavash Jafari.

Además, las tintas utilizadas no se suelen guardar en contenedores estériles por lo que pueden jugar un papel crucial en las infecciones, ha indicado Jafari, que ha subrayado que el público general debería ser concienciado de los riesgos que implica hacerse un tatuaje y poder hablar de los daños posibles con los tatuadores. 

Otros riesgos asociados son reacciones alérgicas, la infección por VIH, hepatitis B o infecciones bacterianas o por hongos, además de otros riesgos asociados a la eliminación del tatuaje.

Los investigadores creen necesaria un mayor control de las infecciones mediante el establecimiento de unos consejos para los tatuadores y para los clientes, además de la realización de inspecciones que reporten los incumplimientos-

Igualmente, han aconsejado que se establezcan programas de prevención centrados en la juventud y las personas encarceladas, con el fin de conseguir limitar la infección por hepatitis.

Esta población se ve más afectada por esta infección y de hecho , en Canadá del 12 al 25 por ciento de los contagios en prisioneros son a causa de tatuajes, en comparación con el 6 por ciento en el resto de la población.

Además, han señalado que los ingredientes químicos de las tintas pueden incluir pintura de casa, tinta de impresora o carbón industrial. Estos materiales tóxicos pueden entrar directamente al hígado, a los pulmones o a los ganglios linfáticos a través del sistema circulatorio.

El estudio ha revelado además una nueva tendencia entre los jóvenes, como es el tatuaje que brilla en la oscuridad, del que todavía se desconocen los riesgos.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook