sábado, 27 mayo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Erkoreka recalca a los patriotas españoles que prohibir o no la tauromaquia no es cuestión de nacionalismos

Europa Press
jueves, 05 de agosto de 2010, 17:36

MADRID

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, sostiene que la prohibición o no de las corridas de toros no es una cuestión de nacionalismos, por mucho que, a su juicio, el "imaginario patriótico español" haya politizado la tauromaquia.

Según argumenta en un artículo publicado en su página personal de Internet, recogido por Europa Press, el mes de julio ha estado "henchido de calenturas patrióticas, empezando por "la magnífica actuación deportiva" de la selección de fútbol, "transformada en una gesta patriótica de primer orden", y acabando con la campaña contra la decisión "democrática" del Parlamento catalán de prohibir las corridas de toros.

Pero en este último caso, el dirigente del PNV quiere dejar claro que "el gusto o el disgusto por la tauromaquia, no es una cuestión de nacionalismos o de preferencias nacionales, sino algo bastante más sencillo: Un mero asunto de opción ante el dilema, ideológicamente transversal, que nos emplaza a elegir entre los dictados de la tradición y los requerimientos derivados del respeto a los animales", precisa.

UNA FIESTA QUE TIENE ADEPTOS EN BATASUNA

Y es que, según explica, "también en el País Vasco, el toreo goza de un innegable arraigo histórico", e incluso recuerda la afición taurina del histórico dirigente de Batasuna Jon Idígoras, que hasta fue novillero con el sobrenombre de "Morenito".

"El problema radica en que el imaginario patriótico español ha politizado esta tradición, erigiendo la fiesta en un símbolo nacional --se queja--. No es la lidia, se nos dice nuevamente, es España. No es una atracción cualquiera; es, se nos repite, la fiesta nacional. No es un animal del montón; es, se nos insiste, el emblema patrio.

A su juicio, detrás de la decisión del Parlament se ha visto "la siniestra mano de los nacionalismos periféricos, siempre, y por definición, cerrados, oscuros y parciales" y se queja de que, quienes se dicen no nacionalistas, son los que más se ocupan de "defender airadamente sus símbolos nacionales del agravio ultrajante de los localismos sectarios y excluyentes".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook