miércoles, 07 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Para finales de 2012

Acuerdo en Castilla La Mancha para reducir a la mitad el uso de bolsas de plástico

Europa Press
jueves, 05 de agosto de 2010, 16:53

CIUDAD REAL

El consejero de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Castilla La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, el director general de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, (ASEDAS), Ignacio García Magarzo y el presidente de la Asociación de Supermercados de Castilla-La Mancha (ASUCAM), Rafael Ruiz Alonso, han firmado un convenio de colaboración con la finalidad medioambiental de reducir el consumo excesivo de bolsas de plástico de un solo uso, por lo que se fija una reducción del 50% del uso de este tipo de bolsas hasta la finalidad del convenio en diciembre de 2012.

Además, se pretende que dichas bolsas, al final de su vida útil, reciban un tratamiento ambientalmente correcto como residuos, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Martínez Guijarro señaló que en Castilla-La Mancha se consumen cada año seiscientos millones de bolsas de plástico. Aunque su vida media útil es sólo quince minutos, puede tardar hasta cuatrocientos años en desintegrarse, por lo que, según el consejero, se trata de un problema ambiental de primera magnitud que hay que atajar intentando reducir su uso .

Con este convenio se da cumplimiento al Plan Nacional Integrado de Residuos, PNIR, que traslada a nuestro país los objetivos demandados por las Directivas comunitarias en materia de medioambiente. En este Plan se recoge como medida de prevención la necesidad de llegar a acuerdos voluntarios con los agentes económicos, entre ellos la distribución, para reducir la generación de residuos de bolsas de un solo uso y con un objetivo específico de reducción del 50% a partir de 2010. Además, el Plan de Gestión de Residuos Urbanos de Castilla- La Mancha 2009-2019, contempla entre sus líneas de actuación en materia de prevención de residuos urbanos fomentar acuerdos voluntarios para la reducción de las bolsas de plástico.

ACCIONES DE SENSIBILIZACIÓN

Para llevar a cabo esta reducción en el uso de bolsas de plástico, se van a definir una serie de acciones encaminadas a la sensibilización y modificación del comportamiento del consumidor. En este sentido, no sólo se aplicarán medidas para la reducción del empleo de bolsas sino que se proporcionarán alternativas y se incentivará la prevención, la reutilización y el reciclaje de las mismas.

Por su parte, los supermercados asociados en ASEDAS y ASUCAM pondrán en marcha diferentes iniciativas, en función de las características de cada establecimiento, para la reducción del empleo de bolsas de plástico de un solo uso, como por ejemplo, la habilitación de espacios adecuados para fomentar el uso del carro de la compra, el lanzamiento de campañas para la promoción del servicio domiciliario para compras voluminosas o medidas económicas, como el cobro al consumidor del coste de la bolsa o el descuento de la misma si no se utiliza. Además, también se establecerán mecanismos de control de bolsas dispensadas con contadores y otros sistemas de asignación de bolsas por establecimiento y se diseñarán mecanismos para el llenado automático de las bolsas.

Según el convenio firmado, todos los operadores formarán al personal para incidir en la disminución del número de bolsas utilizadas, por ejemplo se empaquetarán grandes objetos con cintas o adhesivos aprovechando su propio embalaje, de manera que pueda ser transportado cómodamente sin necesidad de introducirlo en una bolsa; o se optimizará el número de objetos por bolsa.

Los supermercados o comercios asociados tratarán de incluir productos voluminosos y/o packs de productos con asas que faciliten el transporte sin tener que utilizar una bolsa, como por ejemplo, las cajas de leche.

Por otra parte, el convenio también establece el diseño de acciones que proporcionen alternativas al consumidor; por ejemplo, el uso de bolsas reutilizables de tela, papel, plástico o compostables, e incluso, cajas de cartón. También se contemplan acciones para concienciar al consumidor de cara a un consumo más responsable y de un uso adecuado de las bolsas comerciales de plástico, lo que incluye un reciclaje adecuado de las mismas, que deben ser depositas en el contenedor amarillo una vez que no se vuelvan a utilizar.

Según el director general de ASEDAS, Ignacio García Magarzo, el objetivo último de todas estas medidas es convencer a los consumidores de que éste no es un problema de la Administración o de las empresas, sino que ellos también ganan con la reducción del uso de las bolsas de plástico.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook