jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Una adolescente en libertad vigilada por encubrir la muerte de su padre hallado envuelto en plásticos en Ódena

Europa Press
martes, 03 de agosto de 2010, 19:19

BARCELONA

Una juez de Igualada ha dejado libertad bajo vigilancia a una adolescente de 16 años tras ser investigada por encubrir el asesinato de su padre, Andrei S., de origen ruso, que fue hallado muerto en los aledaños de la N-II a la altura de Ódena (Barcelona)

El caso Ódena se hizo público cuando el cuerpo del padre fue hallado el 4 de junio en un camino forestal, aunque las pesquisas policiales apuntan a que fue asesinado en su casa.

El cadáver sólo llevaba puesto un bañador y estaba envuelto en un edredón, cubierto con bolsas de plástico precintadas. Además presentaba laceraciones en el cráneo hechas con un objeto similar a un hacha, según publica el diario 'El Punt'.

Sobre el hombre pesaba una denuncia de violencia doméstica contra su mujer y sus dos hijas fechada en 2003, en cuyo atestado se relataba que era alcohólico y que tenía una herida en la cabeza provocado por un golpe con una silla, cosa que hace que los investigadores interpreten que "las mujeres tenían un fuerte resentimiento o hasta odio hacia él", ha informado el mismo rotativo.

La mujer y la hermanastra de la adolescente se habían marchado a Rusia un día antes de encontrar el cadáver. La Fiscalía de Menores pidió el internamiento de la menor en un centro de justicia juvenil, pero la juez ha considerado que no hay suficientes indicios para imputarla, por lo que le ha impuesto la libertad vigilada con retirada de pasaporte.

Las escuchas telefónicas de la investigación han apuntado a la autoría de las familiares por unas conversaciones que la madre ha mantenido con la adolescente, en la que la primera trataba de tranquilizar a la segunda explicándole que no debía decir nada ya que como era menor no podían interrogarle sin su abogado.

En la Fiscalía la menor explicó que el día antes de la desaparición del padre, su madre la llevó a dormir a un hotel y no pasaron por casa.

El día siguiente, la mujer se marchó a Rusia y días después la llamó para que se deshiciera de los muebles y para que pintara las paredes manchadas de sangre.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook