sábado, 03 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

la cifra de muertos asciende a 43

Los líderes separatistas de Cachemira llaman a la calma

Europa Press
martes, 03 de agosto de 2010, 17:31

SRINAGAR

Los líderes separatistas de Cachemira han llamado a la calma en medio de las mayores protestas contra India en dos años, donde han muerto al menos 43 personas en siete semanas de disturbios, después de que este martes murieran otras cuatro personas.

Al menos 25 manifestantes han muerto en los últimos cinco días, la mayoría abatida a tiros por la Policía. "Por el bien de los mártires, pido a los jóvenes que no tiren piedras ni realicen consignas provocativas", aseguró un líder separatista radical islamista, Sied Ali Shah Geelani. "Si tenemos éxito a la hora de mantener protestas pacíficas, será el primer paso hacia la libertad", añadió.

India y Pakistán reivindican toda la región de Cachemira aunque su gobierno está dividido. India afirma que Pakistán incita los problemas en su mitad de Cachemira, mientras que Pakistán alega que sólo presta apoyo moral a lo que dice que es la lucha por la independencia de los habitantes locales.

El ministro paquistaní de Asuntos Exteriores, Shah Mahmodd Qureshi, en un comunicado, señaló que Islamabad está "seriamente preocupada por la escalada de violencia", y añadió que es necesario que el Gobierno indio "actúe con moderación".

Los últimos disturbios recuerdan a los ocurridos a finales de los ochenta, cuando las protestas contra el Gobierno indio originaron un conflicto separatista armado que, hasta el momento, ha terminado con la vida de al menos 47.000 personas, la mayoría civiles.

Los separatistas aseguran que las protestas, principalmente de jóvenes musulmanes, suelen ser espontáneas, pero el Gobierno indio ha afirmado que los grupos milicianos con base en Pakistán son los que crean los problemas.

Los últimos episodios de violencia comenzaron con la muerte de un estudiante a principios de junio, y la región ha permanecido bloqueada durante semanas, con los manifestantes desafiando los toques de queda para atacar a la Policía con piedras e incendiar las comisarías.

También ha aumentado la indignación por una ley que da a las fuerzas de seguridad la autoridad para registrar casas a voluntad así como disparar y arrestar a cualquiera que sea sospechoso de ser una amenaza de seguridad. Los residentes locales suelen quejarse de abuso de poder.

La forma en que la Policía está manejando las protestas también ha causado indignación entre la población local. Cuando se encuentran asediados por los manifestantes, la primera respuesta de la Policía es disparar contra la multitud, según denuncian los residentes.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook