viernes, 09 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Expertos piden pautas para informar de los incendios

Pueden imágenes más impactantes causar el "efecto llamada" en pirómanos

Europa Press
martes, 03 de agosto de 2010, 15:44

MADRID

Expertos en la lucha de incendios forestales, psiquiatras y comunicadores discrepan sobre si las imágenes más impactantes de los incendios forestales o de las tareas de extinción del fuego pueden originar un efecto de "mimetismo", "llamada" o "repetición" entre los pirómanos y otros enfermos mentales, y generar así una oleada de fuegos.

Así, el portavoz de la campaña de incendios de Ecologistas en Acción, Raúl Navarrete, ha señalado a Europa Press que este tipo de escenas "pueden despertar los deseos en los enfermos" de provocar incendios, generando un "efecto colateral contrario" a la lucha contra el fuego, por lo que opina que se podría elaborar un código de pautas a la hora de informar sobre incendios forestales y recomienda evitar o reproducir con precaución las imágenes "más llamativas o espectaculares".

En todo caso, reconoce que dentro de las estadísticas del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, los incendios provocados por pirómanos "son los menores casos" y no es una de las causas más habituales aunque sí de las más llamativas. "Además de pirómanos también los hay en plenas facultades y que aún así queman", ha subrayado.

Además, el responsable de la campaña de bosques de Greenpeace coincide en que "existe el efecto llamada" y recuerda que este fenómeno se produjo en la oleada de incendios en Galicia en 2006, aunque insiste en que no hay estudios que puedan demostrar el efecto repetición a mayor información. "Al efecto llamada conviene combatirlo, pero hay que contraponerlo con el derecho a la información y a la transparencia", añade.

En este sentido, ha insistido en que en otros momentos de la historia y ante distintos problemas los medios de comunicación y el Estado se han puesto de acuerdo a la hora de informar, por lo que también opina que tener un protocolo de información en este asunto sería "interesante".

AMPLIA COBERTURA PARA CONCIENCIAR

Por su parte, el presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), Alejandro Perales, se ha mostrado a favor de dar una "amplia cobertura informativa" a los incendios en verano porque, aunque "un mensaje es recibido de forma distinta por diferente públicos", para "la gran mayoría" este tipo de noticias son "positivas", ya que "mostrar un incendio es una manera de concienciar".

"Si tuviera que poner en una balanza las ventajas o los inconvenientes de informar sobre los incendios, creo que es más importante informar", ha subrayado Perales, quien ha señalado que los pirómanos que pueden verse incitados a generar un incendio al ver imágenes de fuego en un medio de comunicación son "una minoría".

No obstante, la AUC se ha mostrado en contra, en caso de que los incendios adquieran magnitudes "dramáticas", de mostrar imágenes "excesivamente crudas" que se "regodeen en los elementos más catastróficos" y que "fomenten el morbo" sin tener "interés informativo".

PSIQUIATRAS INSTAN A NO ESTIGMATIZAR

En todo caso, al presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Jerónimo Sáiz, le llama la atención "la notoriedad que alcanza cualquier hecho delictivo o conducta anormal si el que la protagoniza es un enfermo mental" y a este respecto ha destacado que "en la mayoría de los casos, se hace por maldad, interés o para hacer daño".

Además, en declaraciones a Europa Press ha insistido en que la piromanía como enfermedad mental es "casi un hecho desconocido" que tratan los forenses en personas que han cometido delitos reiterados o que tienen esta conducta anómala, y que estadísticamente la posibilidad de que un enfermo que padece esquizofrenia provoque un incendio es "una probabilidad menor e incluso despreciable respecto a la de una persona no enferma".

"El problema no está en los enfermos, está en los sanos y si se produce el efecto llamada, no lo sé. Se ha descrito en la conducta suicida, o en las quemas de coches en las ciudades por la noche, pero no sé si en el tema de los incendios forestales se puede dar ese fenómeno", añade Sáiz.

Por esta razón pide que las noticias que tengan por medio la actuación de un enfermo mental no se traten de modo que se contribuya a la creación de un estigma o prejuicio social que atribuye a la enfermedad mental peligrosidad, impredictibilidad, debilidad y otras características sociales negativas que quedan en el inconsciente colectivo y que se manifiestan en cuestiones "tan sensibles" para los enfermos como su acceso a un trabajo o a rehacer su vida.

FORESTALES PIDEN EDUCACIÓN

Para el vicedecano del Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales, Juan Martínez, dejar de informar "no es solución para un pirómano" ya que éste es un enfermo y, en su opinión, la educación en el monte es "para los demás".

"En estos casos es como si hablas de un asesino, al que no vas a cambiar. A un esquizofrénico le puedes poner hasta dibujos animados, que no creo que cambie y le puede dar por incendiar el monte, quemar un coche o matar a su madre", ha valorado, al tiempo que insiste en que "no se trata de una fijación" ni que estas personas se organicen sino que en un momento determinado "les da por ahí".

El incendio más grande del presente verano se declaró en la madrugada del viernes en Villarino de los Aires (Salamanca), en la zona de los Arribes del Duero y fue controlado en la tarde del domingo. En total, en este fuego han ardido 1.057 hectáreas, de las que 74,83 son de arbolado, 707,49 de matorral, 200 de pastos, 74,70 agrícola y 0,37 correspondientes a otras masas forestales. Además, entre el 1 de enero y el 25 de julio de 2010 el fuego ha arrasado un total de 16.242,65 hectáreas frente a las 80.176,92 que habían ardido en el mismo periodo del año anterior, es decir casi a un quinto menos.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook