sábado, 03 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Los españoles no han ocupado los puestos de trabajo que perdían los inmigrantes, según un estudio

Europa Press
lunes, 02 de agosto de 2010, 14:56

MADRID

Los españoles no han ocupado los puestos de trabajo que perdieron los inmigrantes en el año 2009, por lo que no se ha producido una sustitución de foráneos por nacionales a cuenta de la crisis económica, según el IV Estudio Inmigración y Mercado de Trabajo elaborado por el investigador Miguel Pajares y difundido este lunes por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

El trabajo expone que a lo largo de 2009 la crisis económica "afectó más" a los extranjeros, cuya ocupación se redujo un 7,4 por ciento con una pérdida de 339.300 empleos y una tasa de paro que en diciembre ascendió al 29,7 por ciento frente al 16,8% registrada entre los españoles.

Pajares sostiene que pese a ello, "los datos prueban que la crisis no está provocando sustitución de trabajadores españoles por extranjeros" ya que "en casio todas las ocupaciones en las que los españoles pierden ocupados, también los pierden los extranjeros".

En este sentido, el informe anual señala que los extranjeros "siguen concentrados" en los empleos de baja cualificación, que agrupa al 11 por ciento de los españoles y que asciende al 35,9 por ciento en el caso de los inmigrantes.

Además, "la pérdida de afiliación que los extranjeros sufrieron en 2009 estuvo concentrada en las categorías intermedias" frente al fenómeno registrado en 2008, cuando el grueso de pérdidas de empleo se localizó en los puestos de trabajo de menor cualificación.

Sobre este asunto, el estudio señala que los extranjeros bajaron en afiliación a la Seguridad Social el año pasado en la misma proporción que los españoles aunque "quedan peor situados" ya que los inmigrantes concentraron su pérdida en el régimen general y en el de autónomos mientras aumentaban su afiliación en el agrario y en el de empleados del hogar.

Así, mientras los extranjeros perdieron el 11,2% de afiliados autónomos, el descenso fue del 4,1% en el caso de los españoles. En cuanto al régimen general, los inmigrantes cayeron un 8,4% y los nacionales, un 3,8%.

El informe destaca el incremento en el régimen agrario, ya que a finales de 2008 el 10,8 por ciento de los afiliados extranjeros estaban inscritos aquí, mientras que un año después la tasa era del 14,4%. El grueso de nuevas altas se concentran en los nacionales de Rumanía y Bulgaria.

HAY MÁS PARO PERO NO MÁS ECONOMÍA SUMERGIDA

Por otra parte, el estudio señala que la pérdida de empleo entre los inmigrantes se ha producido tanto en la economía oficial como en la sumergida, donde "incluso puede ser mayor" el número de personas que se han quedado sin ocupación.

No obstante, el estudio indica que la comparación entre número de afiliados a la Seguridad Social y la tasa de ocupados que recoge la Encuesta de Población Activa "muestra que la distancia entre ambas estadísticas se ha acortado durante 2009, lo que indica menor proporción de empleo sumergido".

En cuanto a las nacionalidades, el informe destaca que los rumanos, búlgaros, chinos y bolivianos incrementaron sus tasas de afiliación a la Seguridad Social el año pasado, mientras que el resto de comunidades inmigrantes registraron descensos. El más pronunciado fue el de la comunidad ecuatoriana, una de las más numerosas en España y la que más empleos perdió en 2009.

Por último, el estudio se refiere a los programas de retorno asistido para inmigrantes para afirmar que "no es ni será masivo" porque "en todo el mundo occidental receptor de migraciones se está dando la misma situació": el retorno no es considerado "como una opción importante frente a la crisis" por los inmigrantes. No obstante, "en España se han incrementado las salidas de extranjeros de forma que ya casi compensan las entradas", añade el trabajo de Pajares.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook