sábado, 10 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Benedicto XVI manifiesta su alegría por la entrada en vigor de la prohibición de la munición de racimo

Europa Press
domingo, 01 de agosto de 2010, 18:13
ROMA

El Papa Benedicto XVI expresó este domingo su satisfacción por la entrada en vigor este 1 de agosto de Convención sobre Municiones de Racimo, que prohíbe a los 30 estados que han ratificado el acuerdo emplear, almacenar, producir y transferir este tipo de municiones. El Santo Padre manifestó asimismo su deseo de que todos los países del mundo ratifiquen la Convención.

"Queridos hermanos y hermanas, deseo expresar viva complacencia por la entrada en vigor - precisamente hoy - de la Convención para la prohibición de las municiones de racimo que provocan daños inaceptables a los civiles", afirmó Benedicto XVI, según declaraciones difundidas por Radio Vaticano.

"Con la entrada en vigor del tratado, a cuya adhesión exhorto a todos los Estados, la Comunidad internacional ha demostrado sabiduría, visión del futuro y capacidad en perseguir un resultado significativo en el ámbito del desarme y del derecho humanitario internacional", añadió.

El Sumo Pontífice tuvo un recuerdo especial para las "numerosas víctimas" que "han sufrido y siguen sufriendo graves daños físicos y morales, hasta la pérdida de la vida, a causa de estos insidiosos artefactos".

El Papa recordó a algunos santos que siguieron las enseñanzas de Jesús para hacer entrar la sabiduría en sus corazones, como el español san Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, cuya fiesta se celebró el 31 de julio.

En el tradicional rezo del Angelus desde su residencia de Castel Gandolfo el Papa saludó en diversas lenguas a los fieles y peregrinos reunidos para rezar con él.

Éstas han sido sus palabras en español: "Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española que han participado en el rezo del Ángelus. La liturgia de hoy nos invita a moderar nuestro afán por los bienes materiales, que no son todo en la vida, sabiendo administrarlos bien y compartirlos, de manera que produzcan bienes más altos y duraderos. Pidamos a María que nos enseñe a seguir con gozo a Jesús con un corazón sencillo. Feliz domingo".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook