martes, 24 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

JP MORGAN-RESULTADOS

JP Morgan Chase gana 8.121 millones de dólares hasta junio, un 67 por ciento más que en 2009

Efe
jueves, 15 de julio de 2010, 15:27
JP Morgan Chase gana 8.121 millones de dólares hasta junio, un 67 por ciento más que en 2009


JP Morgan Chase gana 8.121 millones de dólares hasta junio, un 67 por ciento más que en 2009 JP Morgan Chase gana 8.121 millones de dólares hasta junio, un 67 por ciento más que en 2009

Nueva York.- El banco estadounidense JP Morgan Chase informó hoy de que en el primer semestre del año logró un beneficio neto de 8.121 millones de dólares (unos 6.360 millones de euros), lo que supone un incremento del 67 por ciento respecto a los 4.862 millones de dólares del mismo periodo de 2009.

El mejor trimestre de este año para la entidad financiera fue el que va de abril a junio, cuando ganó 4.795 millones de dólares (3.754 millones de euros), con un incremento del 76 por ciento en variación interanual, indicó el banco neoyorquino mediante un comunicado de prensa.

Esos beneficios del segundo trimestre del año supusieron una ganancia por acción de 1,09 dólares frente a los 0,28 dólares por título del mismo periodo del ejercicio de 2009, cuando el banco tuvo una ganancia neta de 2.721 millones de dólares.

Los resultados exceden, además, las previsiones de los analistas, que habían estimado que ese beneficio rondaría los 0,69 dólares por título entre abril y junio.

El presidente y consejero delegado de ese banco, Jamie Dimon, explicó que "los beneficios netos llegaron hasta 4.800 millones de dólares, incluyendo la reducción de 1.500 millones de dólares en las reservas destinadas a hacer frente a créditos impagados, y que compensaron los 550 millones de dólares pagados por las tasas que se aplican en Reino Unido a los incentivos a directivos".

El banco también indicó que los ingresos trimestrales registraron una leve caída del dos por ciento respecto al segundo trimestre de 2009, mientras que los acumulados en la primera mitad del ejercicio subieron un cuatro por ciento respecto al primer semestre del año pasado.

Dimon, además, indicó que las pérdidas registradas por la institución en el capítulo de préstamos "siguen a niveles extraordinariamente elevados", al tiempo que subrayó que "todavía es pronto para ver mejoras" en ese aspecto.

JP Morgan Chase subrayó también que sigue "apoyando la recuperación económica, asistiendo a los consumidores, concediendo préstamos y con más esfuerzos para evitar las ejecuciones de créditos hipotecarios".

"Hacemos todo lo que razonablemente podemos para contribuir a la recuperación económica", aseguró Dimon.

Explicó que el banco ha tramitado "casi 700.000 millones de dólares en créditos nuevos y renovados, así como en capital para consumidores, corporaciones, pequeñas empresas, municipalidades y organizaciones sin ánimo de lucro a lo largo de la primera parte del año".

En cuanto a los créditos hipotecarios, un segmento de negocio que cuando está en alza los analistas vinculan con las mejoras de la economía, este banco indicó que desde principios de 2009 ha ofrecido 880.000 modificaciones de créditos y aprobado otros 245.000.

El consejero delegado del JP Morgan Chase se refirió igualmente a las reformas del sistema financiero estadounidense, que todavía están pendientes de ser aprobadas por el Congreso de Estados Unidos y que supondrán los mayores cambios sufridos en el sector desde hace 70 años.

El proyecto de ley establece una mayor supervisión del Gobierno, que tendrá más poder, por ejemplo, para liquidar entidades en quiebra o para auditar sus cuentas.

También establece una mayor exigencia de capital para los bancos, regula las transacciones de los mercados de derivados, limita los salarios de los banqueros y somete a un mayor control a las entidades de calificación de riesgo, entre otros aspectos.

A ese respecto, Dimon consideró que "hay un cierto número de aspectos positivos que dependen de la legislación sobre la reforma financiera", pero también indicó que "aún hay muchos desafíos e inesperadas consecuencias" para sus "clientes, los mercados y los negocios".

Dimon indicó que "si bien se necesita una coordinación regulatoria global y cientos de reglas por ser escritas, también es crítico centrarse en implementar las reformas que protegen a los consumidores y la competitividad del sistema financiero de EE.UU. al tiempo que se asegura un saneado flujo de créditos".

El banco que preside Dimon, el mayor de Estados Unidos en activos, fue uno de los que logró capear la crisis financiera desatada hace dos años con mayor fortaleza.

JP Morgan Chase informó también de que en su sector de banca de inversiones sus ingresos bajaron el seis por ciento respecto a hace un año, y en este primer semestre de 2010 se situaron en 1.381 millones de dólares.

Ese descenso es atribuible, como ocurrirá cuando otros grandes bancos den a conocer sus resultados, a los vaivenes experimentados por los mercados bursátiles en los últimos meses, según los analistas.

Otros dos grandes bancos como Bank of America y Citigroup darán a conocer sus resultados del primer semestre del año mañana antes de la apertura de los mercados.

En las operaciones electrónicas previas a la apertura de la bolsa de Nueva York los títulos de JP Morgan Chase incrementaban su valor el 0,70 por ciento, hasta 40,35 dólares por título.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook