jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

ALEJANDRO FERNÁNDEZ

Alejandro Fernández inicia su gira "con ganas de seducir a todas las españolas"

Efe
miércoles, 14 de julio de 2010, 15:19
Alejandro Fernández inicia su gira


Alejandro Fernández inicia su gira "con ganas de seducir a todas las españolas" Alejandro Fernández inicia su gira "con ganas de seducir a todas las españolas"

Madrid.- El cantante mexicano Alejandro Fernández, popularmente conocido como "El Potrillo", inicia mañana en Oviedo una gira por España, dentro de su tour internacional "Dos Mundos", que le llevará hasta agosto por ocho ciudades y que encara "con ganas de seducir y enamorar a todas las españolas".

Fernández, que figura en la lista de los "50 más bellos" que elabora la edición hispana de la revista "People", ha protagonizado hoy en Madrid una concurrida rueda de prensa en la que sus admiradoras le han piropeado, ha recibido un nuevo Disco de Platino y se ha enfundado la camiseta roja de la selección española de fútbol, flamante campeona del mundo.

"Estoy muy contento de regresar a España, no hay un momento mejor (tras la victoria en el Mundial 2010)", ha dicho el cantante, a quien siempre le preocupa "el ánimo del público" allá donde actúa.

La gira española que comienza mañana en el estadio ovetense Carlos Tartiere le llevará también a Valladolid (17 de julio), Madrid (20), Alicante (22), Málaga (24), Santa Cruz de la Palma (29), la localidad tinerfeña de Arona (31) y finalizará en Las Palmas de Gran Canaria, el 5 de agosto.

"El Potrillo" llega a España con un espectáculo en el que las canciones de su último trabajo alternarán con sus grandes éxitos anteriores, desde románticas baladas a las tradicionales rancheras que han hecho del cantante de Jalisco el mejor embajador del turismo mexicano, y también de su música.

"Venimos con un montaje todo nuevo, cambiamos la producción y va a sonar espectacular", ha asegurado el artista, que ha confesado estar "un poquito nervioso" ante el estreno de este nuevo espectáculo, que incluye un conjunto mariachi de once integrantes, cuatro coros y diez músicos, en un escenario a 3 metros de altura, con cinco pantallas.

Alejandro Fernández se considera "un pionero" en el panorama musical de su país, ya que a pesar de que fue "severamente criticado" cuando se apartó del purismo tradicional que impera en el mundo de las rancheras, ha destacado que "quienes lo hicieron se dan cuenta ahora de que era el rumbo que tenía que tomar la música mexicana".

"La ranchera ha evolucionado muchísimo", ha aseverado un artista que aunque se dio a conocer con la música tradicional no renunció a explorar más allá y adentrarse en el terreno del pop, lo que explica a la perfección el nombre de su gira mundial "Dos mundos: Tradición + Evolución".

Su presencia hoy en Madrid ha concitado el interés de los corresponsales de la prensa mexicana, que han aprovechado para preguntarle por la violencia que registra el país azteca.

"No sé qué se debe hacer, es tanto lo hermoso que hay allí que me cuesta hablar de este tema, sobre todo fuera de México", ha relatado el cantante, quien, no obstante, ha subrayado que condena "el asesinato de todos los seres humanos" y ha advertido a sus compatriotas de que "deben saber que ésto está haciendo un gran daño" al país.

En otro asunto espinoso, la polémica que generó el año pasado una de sus canciones al ser criticada por algunos grupos que la veían como una incitación a la violencia de género, no ha querido abundar: "las aguas ya están cristalinas, ¿para qué moverlas y enturbiarlas", ha dicho, aunque ha precisado que no está en su repertorio de esta gira.

La canción de la controversia, de título "Una nalgada", hablaba de una mujer que por "falsa y traicionera" merece "unas nalgadas (azotes) con pencas (ramas) de nopal".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook