martes, 06 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

PANAMÁ-CANAL

La justicia declara ilegal las detenciones de obreros y ordena su liberación

Efe
miércoles, 14 de julio de 2010, 01:09
La justicia declara ilegal las detenciones de obreros y ordena su liberación


La justicia declara ilegal las detenciones de obreros y ordena su liberación La justicia declara ilegal las detenciones de obreros y ordena su liberación

Panamá.- La Justicia panameña ordenó la liberación de 28 obreros detenidos la semana pasada en Colón cuando apoyaban una huelga de trabajadores del Canal de Panamá, tras declarar esas detenciones ilegales, informó hoy una fuente oficial.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) señaló hoy en un comunicado que el segundo tribunal de justicia "declaró ilegal la detención de los 28 obreros que fueron detenidos en Colón, el pasado 6 de julio de 2010, por la presunta comisión del delito contra los servidores públicos y contra la libertad de reunión y prensa".

El tribunal ordenó la liberación de los obreros porque, según el comunicado, "la detención preventiva sólo es aplicable para los delitos que mantengan como pena mínima de prisión cuatro años, (y) en el caso que nos ocupa, los delitos investigados no superan los cuatro años de prisión".

Los obreros quedaron en libertad "esta madrugada por la presión de familiares y de las organizaciones sindicales y, sobre todo, por el trabajo de un equipo de abogados", dijo a Efe el sacerdote Conrado Sanjur, líder de la Coordinadora Popular de los Derechos Humanos de Panamá (Copodehupa).

El paro en las obras de ampliación del Canal comenzó el día 3 de julio por la exigencia de los trabajadores de mejores condiciones de trabajo y aumentos salariales.

Fue levantado el 9 de julio pasado tras una negociación directa entre el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), encargado de las obras, y "cada trabajador", según dijo la empresa.

La huelga produjo enfrentamientos entre miembros del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción (Suntracs) que apoyaban a los huelguistas y la Policía, que detuvo a los 28 obreros de ese sindicato -que no estaban involucrados en las obras- en Colón, al norte de la capital.

El jefe de recursos humanos de Sacyr, Edgar Ochomovo, dijo a Efe que un total de 49 obreros fueron cesados por abandonar su puesto de trabajo durante la paralización de las obras de construcción del tercer juego de esclusas.

"Se despidió porque así la ley nos lo permitió, porque fue la paralización de la obra y habían abandonado su puesto de trabajo, fueron 49 personas (que fueron cesadas), porque pararon y dejaron su trabajo", dijo.

El GUPC, está liderado por la empresa española Sacyr e integrado, además por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook