sábado, 03 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

FRANCIA-SARKOZY

Sarkozy sale por fin al paso del asunto Bettencourt y denuncia calumnias

Efe
lunes, 12 de julio de 2010, 22:57
Sarkozy sale por fin al paso del asunto Bettencourt y denuncia calumnias


Sarkozy sale por fin al paso del asunto Bettencourt y denuncia calumnias Sarkozy sale por fin al paso del asunto Bettencourt y denuncia calumnias

París.- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, salió hoy por fin en su defensa y en la de su Gobierno y denunció las "calumnias" que les apuntan como beneficiarios de dinero negro de la multimillonaria Liliane Bettencourt.

En una entrevista televisada en hora de máxima audiencia Sarkozy insistió en que son "calumnias" y "mentiras" las revelaciones publicadas en los medios de comunicación galos en las últimas dos semanas y que relacionan a su partido con dinero percibido ilegalmente de manos de la anciana heredera de L'Oréal.

Era la primera vez que el jefe del Estado -cuyos índices de popularidad están en mínimos desde que llegó al cargo- tenía la oportunidad de explicar en las últimas semanas a los franceses su opinión sobre lo que se dice que ha estado ocurriendo en su entorno en los últimos años.

Y de su entorno precisamente, de su ministro de Trabajo, Eric Woerth, habló con cierto detalle el presidente: para defender su trabajo, su honestidad y su buen proceder en relación con el presunto trato fiscal de favor dado a Bettencourt por el ministro y la esposa de éste, Florence, como gestora de la fortuna de la multimillonaria.

Aunque el presidente admitió que ha recomendado a Woerth que se desprenda de su cargo de tesorero de la Unión por un Movimiento Popular (UMP, en el gobierno) después de las revelaciones sobre presuntos cobros de dinero para el partido por encima de lo permitido por la ley.

Esa recomendación, precisó Sarkozy, tiene como fin que Woerth se centre en la defensa del proyecto de ley de reforma de las pensiones, que mañana mismo tiene previsto aprobar el Gobierno y que prevé retrasar en dos años, hasta los 62, la edad legal de jubilación en Francia.

Sarkozy manifestó su "total confianza" en Woerth y confirmó que será él quien llevará adelante la reforma de las pensiones, con lo que excluyó al ministro de una remodelación del Gobierno, que, eso sí, confirmó que se anunciará a finales de octubre próximo.

A pesar del apoyo al ministro, vapuleado en las últimas semanas también por el presunto conflicto de intereses que pudo plantear que su esposa trabajara en la empresa gestora de la fortuna de Bettencourt, Sarkozy dijo que planteará una reforma del marco legal que regula la compatibilidad de funciones en el ámbito político y sus aledaños.

El presidente, entrevistado por el canal de televisión France 2, aseguró que "estaba preparado" para lo que, reiteró, es además una "campaña" en su contra por presuntas irregularidades en la financiación de su partido.

Pero calificó de "vergüenza" que se haya dicho que él mismo cobró dinero de manos de la propia Bettencourt cuando se vio con ésta "en dos o tres ocasiones" a lo largo de 17 años, según insistió el presidente para hacer notar lo esporádico de esa relación con la multimillonaria.

"Es una pérdida de tiempo", aseguró Sarkozy sobre esas alusiones a una presunta financiación ilegal de la UMP.

Sarkozy también aprovechó la oportunidad de la entrevista dos días antes del 14 de julio, fiesta nacional francesa, para decir que Francia "no es un país corrompido", en alusión a la calificación que atribuyó a su "régimen" su antigua rival por la presidencia, la socialista Segolène Royal.

El presidente -que lamentó durante la entrevista la difusión hace unos meses en los medios de comunicación de supuestos problemas conyugales con su esposa, Carla Bruni- dijo de sí mismo que si "hubiera sido un hombre de dinero", habría elegido "otra profesión".

Aunque aludió en varias ocasiones al polémico asunto planteado ante la Justicia por lo que comenzó como una disputa familiar por el control de la fortuna de Bettencourt -hoy mismo se difundieron informaciones contradictorias sobre registros domiciliares de personas vinculadas al asunto- Sarkozy tuvo tiempo de defender a los millonarios.

"Si se fueran, quién lo pagaría", dijo el presidente preguntado por el trato fiscal de las grandes fortunas en Francia -aseguró que es el segundo país, después de Suecia, donde más impuestos pagan los ricos- y confió en que L'Oréal permanezca en el país donde se creó.

"Bettencourt paga varios millones de euros al mes", aseguró el presidente para defender un sistema impositivo en el que actúan también mecanismos como el de "escudo fiscal", aplicado a la fortuna de la heredera de L'Oréal pero del que dijo que también hicieron defensa los socialistas alemanes.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook