viernes, 09 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Los cadáveres de las cuatro cooperantes parten a España

Los heridos reciben a sus familiares

Efe
sábado, 10 de julio de 2010, 10:50
Los cadáveres de las cuatro cooperantes parten a España


Los cadáveres de las cuatro cooperantes parten a España y los heridos reciben a sus familiares Los cadáveres de las cuatro cooperantes parten a España

Lima.- Los cadáveres de las cuatro españolas que murieron el pasado martes en un accidente en el Cuzco han partido hacia España en un vuelo de Iberia, mientras que sus cinco compatriotas heridos recibieron la visita de sus familiares y se recuperan positivamente.

Fuentes de la compañía española, encargada del traslado de los ataúdes, confirmaron a Efe que los féretros viajan en el vuelo IB6650 que salió del aeropuerto internacional de Lima a las 19.44 (hora local) y llega a Madrid a las 14.44 hora española del sábado.

Dos de los féretros, que tienen un diseño especial para soportar vuelos internacionales, serán desembarcados en Madrid, mientras que los demás continuarán vuelo hacia Málaga y Valencia, precisaron las fuentes.

Durante la tarde del viernes se terminaron los trámites pertinentes de seguridad y aduanas en el aeropuerto y fueron lacrados los ataúdes antes de su embarque.

Junto con los féretros viajan también las maletas que contenían sus efectos personales, y que podrán ser recogidas por sus familiares en España.

En cuanto a los heridos, "se recuperan bien" y los médicos "son optimistas con respecto a su estado", dijo a Efe Héctor Castañeda, vicecónsul español en Lima, quien se encuentra en Cuzco desde el miércoles para asistir a los heridos y coordinar la repatriación de los cadáveres.

Familiares de los cinco heridos llegaron a Cuzco en las pasadas horas y "se encuentran muy ilusionados, pues han encontrado (a los hospitalizados) razonablemente bien, mejor de lo que esperaban", dijo Castañeda.

Al mismo tiempo, la presencia de sus seres queridos ha insuflado cierto optimismo a los enfermos, ingresados en dos hospitales diferentes desde el accidente del pasado martes, que se produjo cuando la camioneta en que viajaban cayó por un precipicio de 300 metros de profundidad.

El caso más grave es el de Alan Sandoja, ingresado en la Clínica Pardo con un traumatismo craneoencefálico severo, que hoy mismo tiene que ser operado, según dijeron fuentes del centro, que describieron su estado como "estable" y destacaron el hecho de que ha conseguido superar exitosamente las 48 primeras horas tras el accidente.

El doctor Leo Hanqui, de la Unidad de Cuidados Intensivos, dijo a Efe que Alan "se encuentra fuera de peligro", aunque necesitará entre hoy y mañana una "cirugía no compleja para reparar una fractura".

Tras ello, Sandoja deberá pasar a planta y, si su evolución es positiva, pasar unos cinco días de recuperación antes de ser dado de alta.

El médico dijo que Sandoja se encontraba "un poco depresivo por lo sucedido" tras el accidente, pero "está contento por ver a sus padres" que hoy llegaron desde España a visitarle.

En la Clínica San José se encuentran otros dos ingresados en cuidados intensivos, María Dolores Sánchez y Sergio Serra, ambos con politraumatismos internos, sobre todo a nivel torácico y abdominal, que deberán permanecer todavía 2 ó 3 días en cuidados intensivos antes de pasar a planta, donde requerirán al menos una semana más de cuidados.

Quienes mejor se encuentran son Marta Díaz, con una fractura en la clavícula, y Silvia Albert, que tiene lastimada una muñeca.

Ambas pacientes tienen que ser intervenidas durante la jornada de hoy, viernes, pero podrían ser dadas de alta tras el fin de semana.

La policía peruana ha instalado a dos agentes en las puertas de ambos hospitales para proteger la intimidad de los pacientes ante el asedio de los periodistas locales.

El martes, cuando viajaban por una pista de tierra de Quenco hacia Cuzco en busca de material para su proyecto, la camioneta se salió de la pista y cayó por un barranco de 300 metros de profundidad, causando la muerte de cuatro de sus ocupantes y heridas a los restantes.

El grupo de españoles se encontraba colaborando con una asociación local llamada "Señor de Huanca" en un proyecto de asistencia a la comunidad rural de Quenco, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Cuzco, en el sureste de Perú.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
Salvo Hacienda, nadie ignoraba que los cuantiosos ingresos de las estrellas del fútbol se evaporaban en paraísos fiscales. Ahora, por  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
En las cancillerías europeas más de uno ha suspirado con alivio ante el resultado de las elecciones presidenciales austriacas. Y no es  [...]

Economía

Carmen Tomás

Carmen Tomás

Periodista y comentarista política y económica
Las dudas sobre si España sería capaz de cumplir con los objetivos de déficit marcados para cada ejercicio por la Unión  [...]

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook