martes, 06 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

ITALIA-PRENSA

Los periodistas van a la huelga en Italia contra la ley mordaza de Berlusconi

Efe
viernes, 09 de julio de 2010, 09:03
Los periodistas van a la huelga en Italia contra la ley mordaza de Berlusconi


Los periodistas van a la huelga en Italia contra la ley mordaza de Berlusconi Los periodistas van a la huelga en Italia contra la ley mordaza de Berlusconi

Roma.- Los periodistas protagonizan hoy en Italia una jornada de huelga con un elevado nivel de seguimiento en protesta contra la llamada "ley mordaza" del Gobierno de Silvio Berlusconi, con la que se limita el uso y difusión de las escuchas telefónicas en las investigaciones oficiales.

Periódicos, canales de televisión, radios y agencias de noticias, convocados por la Federación Nacional de la Prensa Italiana (FNSI) silencian sus voces para mostrar su desacuerdo con una norma que tramita actualmente el Parlamento y con la que, según ellos, se restringe el derecho a la información de los ciudadanos.

En los kioscos de Italia este jueves sólo puede encontrarse un número muy reducido de periódicos, cinco en el caso del centro de Roma, entre ellos "Il Giornale", el rotativo de la familia Berlusconi.

Los dos periódicos de referencia, el milanés "Corriere della Sera" y el romano "La Repubblica", han decidido sumarse también a la huelga y han dejado, incluso, sus páginas web sin actualizar y con manifiestos en los que justifican el porqué de esta iniciativa.

El parón "puede parecer una contradicción ante una ley que limita la libertad de información, firmada por un primer ministro que invita a los lectores a hacer huelga contra los periódicos", afirma en su manifiesto "La Repubblica".

"En realidad es un gesto de responsabilidad de los periodistas italianos para denunciar al Gobierno y llamar la atención de todos los ciudadanos sobre la gravedad de una norma que golpea a la vez la tutela de la legalidad, la lucha contra el crimen y la libre y transparente circulación de noticias", prosigue.

El diario romano explica que la huelga de este viernes pretende también permitir que el público de las televisiones sepa lo que realmente ocurre en Italia, un país en el que su primer ministro es propietario de los canales privados más importantes.

"Pedimos disculpas a los lectores. Los periodistas del 'Corriere' van a la huelga y pierden parte de su salario no por un conflicto económico y tampoco para defender privilegios corporativos, sino por una batalla civil que nos sitúa, en contra de nuestra voluntad, en primera línea", comenta el Consejo de Redacción del periódico milanés en su manifiesto.

"Con la adhesión a la huelga, esperamos contribuir a sensibilizar el país y su clase política sobre el peligro que representan las normas propuestas para los derechos democráticos y constitucionales de todos los ciudadanos que quieren ser conscientes de lo que ocurre en su entorno", añade.

Los periódicos no son los únicos que hacen huelga: las principales agencias de noticias del país, Ansa y Agi, han dejado de transmitir noticias desde las 06.30 horas (04.30 GMT).

En las televisiones sucede algo muy parecido, con el canal de información continua por satélite Sky Tg24, propiedad del grupo del magnate Rupert Murdoch, que ofrece sólo programas previamente grabados y anuncia a sus telespectadores la huelga con rótulos.

Los periodistas de la corporación de televisión pública nacional RAI también han decidido ir en su gran mayoría a la huelga, aunque el primer canal del grupo ofrece, como cada mañana, su magacín matinal "Uno Mattina", basado principalmente en el entretenimiento.

Incluso Canale 5, del grupo Mediaset de Berlusconi, no ha emitido su habitual informativo matinal de las 08.00 horas (06.00 GMT), aunque en su pantalla no ha explicado si esta ausencia se debe a la adhesión a la huelga.

La "jornada de silencio", como la ha bautizado la FNSI, llega precedida de manifestaciones y protestas, como las que se vivieron el pasado 1 de julio en una veintena de ciudades italianas.

La llamada "ley mordaza" prevé, entre otras, condenas de hasta 30 días de cárcel o sanciones de hasta 10.000 euros para los periodistas que publiquen escuchas durante las investigaciones o las actas bajo secreto, mientras que fija multas de entre 300.000 y 450.000 euros para los responsables de medios que lo hagan.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook