jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

CIS-BARÓMETRO

El pesimismo avanza y cuatro de cada cinco españoles ya ven mal la economía

Efe
miércoles, 07 de julio de 2010, 14:08
El pesimismo avanza y cuatro de cada cinco españoles ya ven mal la economía


El pesimismo avanza y cuatro de cada cinco españoles ya ven mal la economía El pesimismo avanza y cuatro de cada cinco españoles ya ven mal la economía

Madrid.- Los españoles se muestran cada vez más pesimistas sobre la coyuntura actual y futura de la economía, hasta el punto de que el 79,2 por ciento piensa que la situación es ahora "mala" o "muy mala", un dato que recoge el último barómetro del CIS y que supone una cota inédita en los últimos años.

Al mismo tiempo, la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas del pasado mes de junio, difundida hoy, detecta un empeoramiento en la percepción ciudadana de la situación política, porque el 69,4 por ciento la ve como "mala" o "muy mala", 7,8 puntos más que en el mes de mayo.

La encuesta fue realizada entre el 2 y el 14 de junio, coincidiendo con la huelga de funcionarios convocada tras las severas medidas de ajuste del Gobierno, la ruptura del diálogo social y el anuncio del Ejecutivo de que aprobaría por decreto ley la reforma laboral.

Tras varias bajadas mensuales de las cifras oficiales del paro, disminuye la preocupación por este problema, aunque el barómetro lo mantiene en cabeza como principal inquietud, citada por el 75,9 por ciento de los encuestados, 1,8 puntos menos.

Le siguen los problemas de índole económica, mencionados por el 53,0 por ciento, el mayor porcentaje del último año que eleva en 2,1 puntos la cifra anterior, y se deteriora la opinión sobre la clase política y los partidos, tercer problema aludido por el 20,7 por ciento, una marca desconocida en los últimos quince años.

Continúa bajando, por el contrario, la visión que los ciudadanos tienen del terrorismo como problema de España, al ser considerado como tal por el 7,0 por ciento, una cifra tan reducida y desconocida en estas encuestas que lo coloca, por primera vez, en el séptimo puesto de la tabla.

Respecto al resto de problemas, la inmigración se mantiene en el cuarto puesto (12,5 por ciento) y la inseguridad ciudadana en el quinto (7,3 por ciento), ambos con porcentajes ligeramente rebajados, y sube hasta el sexto lugar el epígrafe "el Gobierno, los políticos y los partidos", aludidos por el 7,1 por ciento.

La irrupción de este concepto en la lista tiene su correspondencia en la imagen que tienen los españoles de la situación política general, sólo considerada "buena" o "muy buena" por el 3,0 por ciento (frente al 4,9 de mayo), "regular" para el 23,2 por ciento y "mala" o "muy mala" a juicio del 69,4 por ciento (antes el 61,6).

Además, los ciudadanos vaticinan un agravamiento del escenario político, puesto que más de una cuarta parte (el 26,1 por ciento) dice que irá a peor y sólo el 10,7 por ciento prevé una mejoría.

Tampoco son buenas las perspectivas de los encuestados por el CIS, que ha realizado 2.479 entrevistas, al evaluar la situación económica.

Si en mayo era "mala" o "muy mala" para el 76,1 por ciento, ahora ya suman 79,2 por ciento quienes mantienen esta percepción negativa; además, se reducen del 2,4 al 2,0 por ciento los que creen que la situación económica es "buena" o "muy buena".

Con la vista puesta dentro de un año, crece igualmente el pesimismo, porque si en el anterior barómetro el 28,8 por ciento auguraba que la economía empeoraría, ahora suman el 35,7 quienes pronostican que irá a peor, mientras decrece el porcentaje de optimistas del 19,9 al 15,9 por ciento.

Ha preguntado el CIS en su encuesta por los problemas que más afectan personalmente a los ciudadanos, y en esta relación se invierte el escalafón, porque si lo habitual es que el desempleo figure en primer puesto, ahora son los problemas económicos.

Así, un 42,7 por ciento dice que los "problemas de índole económica" son los que más le afectan personalmente; le sigue en segundo lugar el paro (40,9 por ciento) y las pensiones alcanzan una cota inédita al escalar al tercer lugar, con el 8,4 por ciento.

Los españoles también consideran la clase política como un problema personal (6,6 por ciento), por delante de la vivienda y de la inseguridad ciudadana (5,4 por ciento cada uno).

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook