martes, 06 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

BOLIVIA-LINCHAMIENTO

Condenados a 30 años de cárcel ocho bolivianos que lincharon a tres policías

Efe
sábado, 26 de junio de 2010, 02:36
Condenados a 30 años de cárcel ocho bolivianos que lincharon a tres policías


Condenados a 30 años de cárcel ocho bolivianos que lincharon a tres policías Condenados a 30 años de cárcel ocho bolivianos que lincharon a tres policías

La Paz.- Un tribunal de sentencia de la ciudad central de Cochabamba condenó hoy a 30 años de cárcel, la mayor pena de Bolivia, a ocho personas que en febrero de 2008 torturaron y lincharon a tres policías.

Tras más de diez horas de deliberación, se determinó la sentencia, que los condenados calificaron de "injusta".

El suceso se registró en la población rural de Epizana, unos 130 kilómetros al sur de Cochabamba.

Todo comenzó cuando en un control de rutina los policías Willy Álvarez, Walter Ávila y Eloy Vidal Yupanqui intentaron extorsionar a uno de los habitantes de Epizana y, ante la negativa de éste a pagarles, le dieron una paliza.

Enfurecidas, unas 300 personas de la localidad fueron a buscar a los tres agentes y, tras torturarlos durante varias horas, los ahorcaron y abandonaron sus cuerpos en la carretera.

La esposa de uno de los policías linchados, Mirna Gareca, dijo a la prensa después de conocer la sentencia que, a pesar de su tardanza, "la justicia llega".

"Un día le podré decir a mi hijo que se hizo justicia con su papá, y sus asesinos están en la cárcel. No me voy a cansar de decir a toda la gente que si pasa algo busquen, porque se consigue", declaró.

Esta sentencia se produce cuando en Bolivia todavía está reciente otro caso de linchamiento, en el que "ayllus guerreros" o clanes indígenas del norte de Potosí (suroeste) torturaron y asesinaron hace un mes a los agentes policiales, tras acusarlos de cometer delitos en esa zona.

Uno de los cuatro agentes fue asesinado varios días después que los otros tres, cuando sus familias y ministros del Gobierno de Evo Morales rogaban a los indígenas que entregaran los cuerpos pensando que todos habían muerto una semana antes.

Los "ayllus" han impedido a los investigadores y a fiscales de Potosí entrar al pueblo de Uncía, a 341 kilómetros al sur de La Paz, donde se cometieron los crímenes, para iniciar las investigaciones y dar con los asesinos.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook