sábado, 21 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

"LISÍSTRATA"-SAVARY

Savary combate lo vulgar con una "Lisístrata" transexual, cómica y "blanca"

Efe
domingo, 20 de junio de 2010, 13:33
Savary combate lo vulgar con una


Savary combate lo vulgar con una "Lisístrata" transexual, cómica y "blanca" Savary combate lo vulgar con una "Lisístrata" transexual, cómica y "blanca"

Madrid.- La "Lisístrata" que estrenará Mérida este verano es un espectáculo "divertente" y "almodovariano", protagonizado por transexuales junto a "la amazona" Paco León, porque su director, Jèrôme Savary, cree que ha llegado el momento de hablar de "un asunto" que provoca "tanto desprecio".

El director del Festival de Mérida, Paco Suárez, encargó la producción de este año del certamen al franco argentino con la idea de que hiciera una "Lisístrata" protagonizada sólo por hombres, tal y como se representaba hace 2.000 años, cuando la escribió Aristófanes.

Savary, 45 años dedicado al teatro como actor, autor y director, explica en una entrevista con Efe que la idea le encantó pero quiso que en el coro hubiera transexuales, "hombres que un día descubrieron que eran mujeres o que simplemente decidieron que querían serlo".

Así llegó hasta Carla Antonelli, "una persona muy interesante, feminista y guerrillera", y Andrea Alvites, Dédée Cuevas y Aitzol Araneta, tres "chicas" de 20 años que "miden dos metros con tacones", "guapas, graciosas y especiales" porque, por ejemplo, detalla, una de ellas "es de muy buena familia y ha hecho teatro como hombre".

"He descubierto un mundo en el que hay muchos prejuicios y muy poco respeto: la gente piensa que son putas", señala Savary que cree llegado el momento de hablar de transexualidad, "de preguntarse por qué hay tanto apoyo a los homosexuales y tanto desprecio por los 'trans', a los que les cuesta muchísimo ser aceptados".

Sus "trans" aportan a la obra, dice, "un plus", porque son "juanas de arco", mujeres "súper potentes", que muestran que "los ridículos" son los hombres.

Pero además cuenta con el "extraordinariamente" perspicaz Paco León, un hombre de "comicidad increíble", "muy trabajador" y de una "rara inteligencia", que sabe imitar muy bien a las mujeres.

León (Sevilla, 1974), el "Luisma" de "Aida" y la "Anne Igartiburu" y "Raquel Revuelta" de "Homo Zaping", le "mata" de risa durante los ensayos, que han comenzado esta semana en Madrid, y además, asegura muy serio, "tiene unas piernas preciosas, gloriosas".

El actor, que interpreta a la matrona que convence a las mujeres para que hagan "huelga de sexo" hasta que sus maridos dejen de guerrear, es amazona y por eso "sólo enseña un pecho", de un realismo que asusta porque, presume Savary, lo han comprado "por 200 euros" en Alemania, "los reyes de las tetas".

A Savary, director de la Opéra Comique de París hasta su jubilación hace dos años, no le da "ningún miedo" que su producción pueda acabar rodeada de morbo.

Sostiene que "Lisístrata", que se estrenará el 29 de julio, se ha montado hasta ahora "de forma muy vulgar" y que él ha hecho todo lo contrario: "no hay sexo, no hay desnudos integrales aunque sí muchos pechos, ni una palabra vulgar...y están prohibidas las alusiones a las masturbaciones, que es lo que suele hacerse".

Tan "blanca" es su versión, firmada a medias con el guionista y director Joaquín Oristrell -"Boca a boca" o "Dieta mediterránea"- que, asegura, su hija de 9 años irá a verla.

"Es un espectáculo 'divertente', no un cabaret de procacidades", afirma.

Oristrell y él han optado por cortar la obra -"no conozco a nadie que se la haya leído toda"- y eliminar el 60% de los textos del coro, "interminables, repetitivos y aburridos" e incorporar algún personaje.

"La hemos dejado en una hora y veinte minutos sin entreactos, porque la gente está harta de rollos. Ahora es muy clara y divertida; actúa la Banda Municipal de Mérida, que interpreta zarzuelas, jazz, ópera...", detalla.

Aunque Savary nació en Buenos Aires (1942), de padre francés y madre americana, no aprendió el castellano hasta que tuvo que hacer allí el servicio militar, y lo que le enseñaron fue "lunfardo", el habla porteña.

Por eso, se disculpa, trufa su conversación de argot pero es que además, revela, estuvo casado con una venezolana y ahora lo está con una cubana, con la que tiene esa "mulatica" de 9 años de la que enseña "orgullosísimo" la foto.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook