miércoles, 18 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

KIRGUIZISTÁN-CRISIS

EEUU ofrece asistencia y pide investigación independiente de choques étnicos

Efe
sábado, 19 de junio de 2010, 16:24
EEUU ofrece asistencia y pide investigación independiente de choques étnicos


EEUU ofrece asistencia y pide investigación independiente de choques étnicos EEUU ofrece asistencia y pide investigación independiente de choques étnicos

Moscú.- Estados Unidos exigió hoy una investigación independiente de los recientes enfrentamientos étnicos en el sur de Kirguizistán y ofreció 32 millones de dólares para ayuda humanitaria a los hasta un millón de damnificados por la violencia.

"El Gobierno provisional de Kirguizistán me ha asegurado de que investigará sin falta estos sucesos, pero además se requiere una investigación independiente con participación de fiables organismos internacionales", declaró el subsecretario de Estado norteamericano para Asia Central, Robert Blake, en la capital kirguís, Biskek.

Según organismos humanitarios de la ONU, los choques étnicos han causado al menos 300.000 desplazados dentro de Kirguizistán y más de 100.000 refugiados en Uzbekistán, mientras que la cifra total de los que necesitarán ayuda puede llegar a un millón de personas.

Blake explicó que "la investigación internacional permitirá evitar la repetición de la violencia en el futuro y crear las condiciones para recuperar la confianza y devolver a sus casas a los 300.000 desplazados internos en Kirguizistán y los 110.000 kirguises de origen uzbeko" que se refugiaron en el vecino Uzbekistán.

El diplomático, que visitó la víspera los campos de refugiados en Uzbekistán, subrayó que la investigación internacional ayudará a obtener los testimonios de los uzbekos que huyeron de la violencia, que por ahora no podrán recoger las autoridades kirguises.

Tras reunirse con Rosa Otunbáyeva, presidenta interina kirguís, Blake señaló que "Kirguizistán no ha pedido a EEUU el envío de fuerzas de paz o de contingentes internacionales para la solución del conflicto étnico en el sur", como había solicitado a Rusia.

Kirguizistán, uno de los países más pobres de Asia Central, tiene una superficie de 198.500 kilómetros cuadrados y 5,3 millones de habitantes, de los cuales un 14 por ciento son uzbekos, que residen en su mayoría en el suroeste del país, la región sacudida por la ola de violencia.

Blake admitió el carácter interétnico de esa violencia, pero dijo que solo la investigación permitirá aclarar sus causas, que el Gobierno provisional atribuye a "provocaciones" del entorno del depuesto presidente kirguís Kurmanbek Bakíev, huido a Bielorrusia.

Agregó que la nueva líder kirguís admite que, aunque la estadística oficial contabiliza unas 200 muertos en los choques entre kirguises y uzbekos, "el número real de víctimas hay que multiplicarlo por diez", según la agencia AKipress.

Por otra parte, Blake anunció a Otunbáyeva que EEUU destina 32,267 millones de dólares al programa de asistencia humanitaria para las necesidades básicas de las personas desplazadas en Kirguizistán y Uzbekistán.

Otunbáyeva, por su parte, compartió las impresiones de la visita que realizó ayer a la ciudad de Osh, principal foco de la violencia étnica en el sur del país, donde prometió reconstruir cuanto antes las casas destruidas para posibilitar el retorno de los refugiados.

Sin contar la ciudad de Jalal-Abad, segundo foco de la violencia, tan solo en Osh durante los pogromos fueron quemadas y saqueadas 360 casas, comercios y cafeterías.

Las autoridades de Osh confirmaron hoy que han recuperado el control total de la ciudad, donde las tropas procedieron a levantar las últimas barricadas instaladas para defenderse por los habitantes uzbekos, según la agencia 24.kg.

El comandante militar de Osh, Baktybek Alymbékov, dijo que sólo en esa ciudad un millar de personas han denunciado oficialmente la desaparición de sus familiares, aunque parte de ellos podrían estar entre los refugiados en otras localidades y en Uzbekistán.

Entretanto, las autoridades de Osh y Jalal-Abad consideraron prematuro levantar el estado de excepción y el toque de queda declarados en ambas ciudades tras estallar el brote de violencia en la madrugada del pasado día 11.

La ayuda de EEUU se suma a los 71 millones de dólares solicitados la víspera a donantes por la ONU y a la que ya ofrecen países como Rusia, China o Kazajistán y diversas organizaciones internacionales y particulares.

Así, el multimillonario ruso de origen uzbeko Alisher Usmánov anunció en Moscú la entrega de 150 millones de dólares para las necesidades de los refugiados en Uzbekistán, adonde hoy mismo llegó desde Rusia un tercer avión con ayuda humanitaria.

La crisis kirguís y sus consecuencias también centraron anoche una conversación telefónica entre el presidente uzbeko, Islam Karímov, y la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, quien afirmó que EEUU presta gran atención a la normalización en Kirguizistán y a la necesidades humanitarias de los damnificados.

Por otra parte, Blake dio las gracias al Gobierno provisional por su apoyo al centro de tránsito de cargas que EEUU tiene cerca de Biskek, al subrayar que esa base aérea sirve para abastecer a las tropas emplazadas en territorio afgano y "desempeña un importante papel para el restablecimiento de la estabilidad en Afganistán".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook