sábado, 03 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

EEUU-VERTIDO

Obama arranca importantes concesiones a BP

Efe
miércoles, 16 de junio de 2010, 17:46
Obama arranca importantes concesiones a BP


Obama arranca importantes concesiones a BP Obama arranca importantes concesiones a BP

Washington.- La petrolera BP accedió hoy a aportar 20.000 millones de dólares a un fondo de compensación por el derrame en el Golfo de México, pidió "perdón" por el desastre y anunció la suspensión de dividendos para afrontar los gastos por el vertido, tras una reunión con el presidente de EE.UU., Barack Obama.

A esa lista de concesiones se suma otro fondo dotado con 100 millones de dólares para indemnizar a los que se quedaron sin trabajo tras la explosión el 20 de abril en la plataforma operada por British Petroleum (BP) en el Golfo de México que ocasionó el derrame de crudo.

El encuentro en la residencia oficial estadounidense sentó alrededor de la misma mesa durante más de cuatro horas a la plana ejecutiva de BP con Obama, el vicepresidente Joe Biden, el fiscal general de EE.UU., Eric Holder, el comandante de la Guardia Costera Thad Allen y el asesor económico Larry Summers, entre otros.

Obama, al que las encuestas "culpan" de no tener suficiente mano dura con BP, calificó la reunión de "constructiva" e insistió en declaraciones en la Rosaleda de la Casa Blanca al final de la misma que seguirá exigiendo a la empresa "responsabilidad" por la catástrofe.

"BP sigue siendo responsable por el desastre medioambiental que ha causado y nos aseguraremos de que le hace frente", apuntó.

Informó, por lo demás, que el fondo de compensación "no estará controlado ni por BP ni por el Gobierno".

El gestor "independiente" será el abogado Ken Feinberg, que se encargó también de gestionar el fondo que se creó para compensar a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La factura del derrame ha creado incertidumbre sobre el futuro de BP, pero Obama afirmó hoy que pese a que los gastos por la catástrofe serán significativos, la compañía es "robusta y viable" y es "el interés de todos" que siga siéndolo.

La tercera mayor petrolera del mundo, después de ExxonMobil y Royal Dutch Shell, tiene 80.000 empleados, ingresos de 239.000 millones de dólares en el 2009 y una capitalización bursátil que todavía supera los 100.000 millones de dólares, pese al reciente batacazo bursátil.

Por su parte, el presidente de BP, Carl-Henric Svanberg, anunció también en la Casa Blanca que "el consejo de administración de BP decidió que no pagará más dividendos este año".

Se espera que la decisión permita a la compañía ahorrar en torno a los 7.500 millones de dólares.

Más allá de los detalles financieros, Svanberg pidió hoy "perdón" a los estadounidenses por el derrame en el Golfo de México y dijo que el "trágico accidente (...) no debería de haber ocurrido".

Aseguró que a la multinacional que dirige le importa la "gente común" que se ha visto afectada por el derrame, a los que prometió ayudar, e insistió en que BP "siempre ha cumplido con sus obligaciones y responsabilidades".

"Dejamos claro desde el primer momento de esta tragedia que haremos frente a todas las responsabilidades legítimas", recordó el máximo directivo de BP.

El acuerdo fue bien recibido por los legisladores estadounidenses.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, lo calificó de "un buen primer paso para compensar a las víctimas".

Eric Cantor, el republicano encargado de hacer cumplir la disciplina de partido en la Cámara de Representantes, dio también la bienvenida al anuncio, aunque criticó a Obama por su gestión de la catástrofe.

"Alabo el que el presidente haya trabajado con BP para establecer ese fondo", dijo Cantor, quien lamentó, sin embargo, que Obama no haya logrado todavía una solución definitiva al problema.

La reunión hoy en la Casa Blanca llega tras el discurso ayer de Obama sobre el derrame en horario de máxima audiencia desde el Despacho Oval, que recibió una fría acogida en los medios del país.

Un editorial del New York Times señala hoy que el discurso careció de "datos específicos" y "autocrítica", mientras que la revista Newsweek lo califica de "plano" y la revista The Atlantic de "terrible".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook