lunes, 05 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

BRASIL-ELECCIONES

Serra carga contra la política exterior y los escándalos en el Gobierno de Lula

Efe
sábado, 12 de junio de 2010, 20:08
Serra carga contra la política exterior y los escándalos en el Gobierno de Lula


Serra carga contra la política exterior y los escándalos en el Gobierno de Lula Serra carga contra la política exterior y los escándalos en el Gobierno de Lula

Brasilia.- José Serra asumió hoy la candidatura presidencial del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) con un duro discurso contra la política exterior y los escándalos de corrupción en la gestión de Luiz Inácio Lula da Silva.

En una convención nacional del PSDB, convocada en la ciudad de Salvador (noreste) para ratificar su candidatura para las elecciones del 3 de octubre próximo, el opositor Serra marcó sus diferencias con el actual Gobierno, aunque no citó en ningún momento a Lula ni a la candidata oficialista, Dilma Rousseff.

Ante unos 5.000 dirigentes y militantes del PSDB congregados en la sede del Centro Español de Salvador, prometió "honestidad" en la gestión pública, un "compromiso permanente" con la democracia y gobernar "con los mejores", no con "los compañeros de partido".

Serra fue irónico con relación a frases de Lula, que suele decir que "nunca antes en la historia" Brasil ha avanzado tanto en lo social y lo económico, y afirmó que los brasileños deben recordar que el país "no fue fundado en 2003", cuando el actual mandatario llegó al poder.

Evocó la figura Luis XIV de Francia y recordó que "decía y creía que el Estado era él", para remachar a continuación que "en el Brasil democrático de hoy no hay más lugar para 'luises' como ese".

El candidato opositor puso el dedo en la llaga de los escándalos de corrupción registrados desde que Lula llegó al poder y se refirió en particular a uno ocurrido a mediados del 2005, cuando se denunció que decenas de parlamentarios eran sobornados para votar en favor del Gobierno en el Congreso.

"El Congreso debe ser una arena de debates, no de compra de votos ni de distribución de mesadas", afirmó Serra, quien sostuvo que "es necesario decir que son los hombres los que corrompen el poder y no el poder el que corrompe a los hombres".

Según Serra, "la honestidad no es un programa de Gobierno", sino "una obligación de quien está en la vida pública".

Con relación a la política exterior de Lula, arremetió contra las estrechas relaciones que el Gobierno del ex líder sindical mantiene con países como Irán o Cuba, en los que PSDB sostiene que se violan las libertades democráticas.

Afirmó que cree "en los derechos humanos, pero no sólo dentro de Brasil, sino en todo el mundo", y agregó que "no se puede elogiar continuamente a dictadores de todos los rincones del planeta, porque son o fueron aliados eventuales del partido de Gobierno".

Serra subrayó que rechaza "la represión violenta de las ideas, la tortura o la cárcel por razones ideológicas para quien piensa diferente", y consideró que, en las relaciones internacionales, los "valores" deben estar por encima de las ideologías.

Pese a reconocer méritos en la gestión económica y social de Lula, sostuvo que "Brasil puede más" y declaró que está dispuesto a probarlo con mayor inversión en salud, educación e infraestructuras, áreas en las que sostuvo que el actual Gobierno tiene una asignatura pendiente.

Serra, economista de 68 años, fue gobernador y alcalde de São Paulo, diputado y senador, y además estuvo al frente de las carteras de Planificación y de Salud durante la gestión de su correligionario Fernando Henrique Cardoso (1995-2003).

También fue candidato presidencial del PSDB en las elecciones del 2002, en las que fue derrotado por Lula.

Según las encuestas, cuenta con un 37 por ciento de la intención de voto para las elecciones de octubre, la misma tasa de apoyo que ostenta Rousseff, candidata del Partido de los Trabajadores (PT).

La candidatura de Rousseff será refrendada mañana por el PT, que también celebrará una convención nacional en la que se espera la presencia de Lula, el líder más carismático que ha tenido Brasil y quien, después de siete años y medio en el Gobierno, mantiene una popularidad cercana al 80 por ciento.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook