sábado, 25 febrero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

BM-INFORME

El Banco Mundial alerta sobre el efecto desestabilizador de Europa para la economía global

Efe
miércoles, 09 de junio de 2010, 17:03
El Banco Mundial alerta sobre el efecto desestabilizador de Europa para la economía global


El Banco Mundial alerta sobre el efecto desestabilizador de Europa para la economía global El Banco Mundial alerta sobre el efecto desestabilizador de Europa para la economía global

Washington.- El Banco Mundial (BM) dijo hoy que la situación en países europeos como España es "muy grave" y alertó, en general, del efecto desestabilizador del Viejo Continente sobre el resto de la economía global.

Aun así, el organismo considera que los esfuerzos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y las instituciones europeas impedirán un incumplimiento de pagos o una reestructuración "importante" de la deuda soberana europea y pronostica un repunte del Producto Interior Bruto (PIB) mundial de entre el 2,9 y el 3,3 por ciento, en 2010 y 2011.

El Banco Mundial había adelantado en enero que el Producto Interior Bruto (PIB) mundial repuntaría un 2,7 por ciento este año y un 3,2 por ciento el próximo ejercicio.

Pese a revisar ligeramente al alza sus proyecciones y considerar que la peor fase de la crisis "está superada", el BM advirtió hoy que Europa podría frenar la recuperación.

"La evolución de la situación en Europa es muy incierta", afirmó hoy el director de tendencias macroeconómicas del BM, Andrew Burns, durante una rueda de prensa en la que se presentó el informe "Perspectivas Económicas Mundiales 2010".

El estudio señala que una "seria pérdida de confianza" en la deuda de España, Grecia, Portugal, Italia e Irlanda, que sufren una combinación de elevado déficit fiscal y de deuda, podría desacelerar el crecimiento mundial hasta el 2,4 por ciento en 2011 y hacer que los países desarrollados vuelvan a entrar en recesión..

Burns fue mas allá del informe y mencionó, en ese sentido, que "la situación en España es muy grave y el desempleo extremadamente alto", aunque indicó que las medidas de austeridad fiscal adoptadas por el Gobierno van en la "dirección correcta".

Dijo, además, que los indicadores de mercado muestran que los inversores ven la situación en España como menos grave que la de Grecia o Portugal.

Subrayó que es "probable" que las medidas de consolidación fiscal puestas en marcha por el Gobierno reduzcan el riesgo de un deterioro adicional de la situación.

Precisó, en un comunicado enviado tras la rueda de prensa, que la deuda pública de España "es menor que la de los otro cuatro países" y que "está capeando la crisis con bastante habilidad".

Aun así, alertó en sus declaraciones a los medios que de producirse una crisis de deuda en España, algo que de momento el Banco Mundial considera improbable, eso impactaría a la banca, lo que a su vez podría pasar factura a Latinoamérica.

El organismo indicó, de hecho, que los países emergentes europeos, Asia Central y América Latina serían los que más sufrirían si los indicadores macroeconómicos en el Viejo Continente siguen deteriorándose, debido a los fuertes vínculos comerciales y financieros existentes entre los primeros y el segundo.

El Banco Mundial considera necesario prestar atención al nivel de exposición que los bancos de países como Francia, Alemania y Bélgica tienen a la deuda soberana de los países más vulnerable de la UE.

Si la exposición es "significativa", eso podría tener un fuerte impacto potencial sobre esos bancos, que podrían convertirse en un "importante mecanismo de transmisión" de crisis en el peor de los escenarios macroeconómicos barajados por el BM.

Ese escenario contempla una gran crisis de deuda en Europa, aunque el BM considera que la posibilidad de que ese escenario se materialice es muy baja.

La proyección base del Banco Mundial considera que lo más probable es que Europa solucione sus problemas de deuda y la zona euro crezca un 0,7 por ciento este año.

La entidad insistió, por otro lado, en que de momento la mayor percepción de riesgo en Europa no ha afectado a la vasta mayoría de países emergentes.

Entre las contadas excepciones, según explicó hoy Burns, están Argentina y Venezuela, países con niveles de deuda muy elevados y donde sí ha aumentado la percepción de riesgo debido, dijo, "a la preocupación sobre la viabilidad de sus políticas fiscales".

Entre los factores "positivos", según el BM, figura el hecho de que la recuperación en EEUU y Japón está cobrando fuerza, lo que resulta una señal "alentadora".

Por lo demás, el Banco Mundial explicó hoy que el incierto panorama en Europa explica el que el organismo se haya inclinado por utilizar una horquilla de crecimiento para este año y el próximo en lugar de un dato preciso como suele ser habitual.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook