jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

ITALIA-POLÍTICA

Berlusconi denuncia que el sistema institucional italiano dificulta gobernar

Efe
miércoles, 09 de junio de 2010, 14:29
Berlusconi denuncia que el sistema institucional italiano dificulta gobernar


Berlusconi denuncia que el sistema institucional italiano dificulta gobernar Berlusconi denuncia que el sistema institucional italiano dificulta gobernar

Roma.- El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, arremetió hoy contra la "estructura institucional" de su país que, según dijo, convierte en un "infierno" gobernar y transformar los diferentes proyectos en leyes concretas.

Berlusconi hizo estas declaraciones en Roma durante su intervención en la asamblea de la patronal artesana Confartigianato, en la que consideró además que el Estado se ha desarrollado de "forma excesiva".

Tampoco quedó exenta de críticas la Constitución, que según el jefe del Gobierno necesita una puesta al día ya que está "muy pasada" y "habla mucho de los trabajadores pero casi nunca de las empresas y de los mercados".

En esta línea, Berlusconi propuso actualizar la Carta Magna a través de la revisión de su artículo 41, que regula la actividad económica y su orientación hacia fines sociales.

El mandatario subrayó que en Italia "no existe sólo una opresión judicial y fiscal, sino también burocrática" y estableció que la desconfianza hacia los empresarios nace de la "cultura comunista que, desde los años setenta ha sido predominante y mira con recelo a los empresarios".

"Para la cultura comunista quien hace empresas es un estafador, un evasor o un explotador por definición", arguyó.

Berlusconi subrayó además que Italia jamás contó tanto a nivel internacional como ahora y lo atribuyó en parte a lo que llamó la "política del 'cu-cú'", en alusión a la broma que hizo en 2008 durante una cumbre bilateral Alemania-Italia al exclamar "cu-cú" al paso de la comitiva asustando a la canciller alemana, Angela Merkel.

"La política del "cu-cú" es una política de amistad hacia los otros líderes políticos, a los que puedes pedir lo que quieres y puedes hacerlo con una llamada telefónica", dijo.

En su intervención, Berlusconi aprovechó también para defender el controvertido proyecto de ley conocido como "ley mordaza", que contempla severas multas y castigos para aquellos periodistas y editores que publiquen escuchas telefónicas de investigaciones policiales o judiciales.

Una propuesta que ha recibido duras críticas del mundo de la prensa y de la oposición y que hoy está previsto que llegue al Senado para su debate.

"Tan sólo un pequeño grupo de presión de magistrados y periodistas es contrario a la ley sobre las escuchas, la mayor parte de Italia está cansada de no poder utilizar el teléfono por temor de ser espiado", señaló. EFE

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook