viernes, 09 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

UE-CUBA

La Unión Europea afronta las últimas negociaciones para la revisión anual de sus relaciones con Cuba

Efe
martes, 08 de junio de 2010, 19:25
La Unión Europea afronta las últimas negociaciones para la revisión anual de sus relaciones con Cuba


La Unión Europea afronta las últimas negociaciones para la revisión anual de sus relaciones con Cuba La Unión Europea afronta las últimas negociaciones para la revisión anual de sus relaciones con Cuba

Bruselas.- La Unión Europea (UE) ha comenzado hoy una intensa semana de negociaciones con vistas a la revisión que cada año hace de sus relaciones con Cuba, en la que se discute fundamentalmente la posibilidad de modificar o no la llamada "posición común" europea hacia el Gobierno de La Habana.

El Consejo de Ministros europeos de Exteriores, que se celebrará el próximo lunes 14 en Luxemburgo, deberá emitir unas conclusiones, como hace cada año en junio, sobre la orientación de sus relaciones con la isla caribeña.

Los 27 países de la UE parten desde perspectivas encontradas, según indicaron hoy fuentes diplomáticas a Efe, ya que, frente a la propuesta española de sustituir la posición común por un marco de relaciones bilaterales, hay estados como Alemania, Suecia y la República Checa que apuestan por no modificarla al considerar que La Habana no hace lo suficiente por garantizar los derechos humanos.

El Comité para América Latina, un grupo de trabajo del Consejo de la UE en el que están representados todos los Estados miembros, comenzó hoy a preparar las conclusiones sobre Cuba que deberán aprobar los ministros.

Éste es sólo el comienzo de una semana en la que se sucederán las reuniones para intentar acercar posiciones.

El texto todavía deberá pasar por el Comité Político y de Seguridad de la UE (COPS), donde los embajadores de los países europeos trabajarán para definir la versión final, aunque todo indica que el asunto todavía irá abierto al Consejo del lunes, en el que se tomará una decisión definitiva, dijeron fuentes europeas.

La posición común fue aprobada en 1996 a instancias del entonces presidente del Gobierno español, el conservador José María Aznar, y condicionaba las relaciones con Cuba a la promoción de la democracia y al respeto de los derechos humanos, defendiendo el contacto directo con los disidentes.

Precisamente, la revisión que cada año la UE debe hacer en junio de su política hacia la isla también fue introducida por la posición común.

Las autoridades cubanas, por su parte, han rechazado la posición común desde el primer momento, y la han considerado un proceso unilateral interno de la UE y un "escollo" para lograr normalizar plenamente las relaciones entre las dos partes.

España, al frente de la presidencia de la UE durante este semestre, se ha propuesto intentar cambiar esa postura unilateral por una relación bilateral que favorezca la interlocución con todos los sectores de la sociedad cubana, incluida la disidencia.

Su idea es crear un nuevo espacio de diálogo, al considerar que el actual no ha dado los frutos esperados en estos catorce años.

No obstante, fuentes del Gobierno español apuntaron esta semana que no será posible modificar la posición común por la falta de gestos suficientes del Ejecutivo de Raúl Castro y la negativa de varios países europeos a flexibilizar las relaciones, pero que seguirán esforzándose hasta el final para implantar un marco bilateral.

Indicaron que la decisión tomada por La Habana tras la mediación de la Iglesia cubana de trasladar a seis presos políticos a cárceles cercanas a sus lugares de residencia es un primer paso, aunque insuficiente.

Congresistas estadounidenses que participaron en la reunión interparlamentaria UE-EEUU celebrada en Madrid subrayaron hoy la necesidad de que los Veintisiete mantengan la posición común, y así se lo hicieron saber también al Gobierno español.

Las relaciones de la UE con Cuba han experimentado avances desde 2008, cuando también España propició el levantamiento de sanciones diplomáticas impuestas por la UE en 2003 contra el régimen cubano, a raíz de las condenas de hasta 28 años de cárcel impuestas a 75 opositores.

El levantamiento de las sanciones abrió el camino a la reanudación del diálogo político y la cooperación entre la UE y Cuba, aunque esto tampoco significó una normalización de sus vínculos.

En la revisión de junio del año pasado, los países europeos denunciaron una falta de progresos en materia de derechos humanos, pero optaron por mantener la cooperación con la Isla.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook