martes, 06 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

BALONCESTO-NBA

Los Celtics sólo piensan en ganar el tercer partido, no en el título

Efe
lunes, 07 de junio de 2010, 23:52
Los Celtics sólo piensan en ganar el tercer partido, no en el título


Los Celtics sólo piensan en ganar el tercer partido, no en el título Los Celtics sólo piensan en ganar el tercer partido, no en el título

Boston (EE.UU.).- El triunfo conseguido por los Celtics de Boston en el segundo partido de las Finales de la NBA les permite volver a Boston con la ventaja de campo, pero también mentalizados en lo importante que será el tercero, que jugarán mañana contra Los Ángeles Lakers, los actuales campeones de liga.

Los jugadores de los Celtics, que la pasada noche vencieron por 93-104 a los Lakers, en el Staples Center, admiten que lograron el gran objetivo de arrebatarles la ventaja de campo a sus rivales, pero ahora llega lo más difícil que es aprovechar los tres partidos que van a disputar en el TD Garden, de Boston.

El alero Kevin Garnett, que hasta el momento no ha podido en su duelo individual con el ala-pívot español Pau Gasol, admitió que se siente muy a gusto con la vuelta a la "jungla".

Garnett se refiere al ambiente especial que se da en el TD Garden, de Boston, donde los fanáticos de los Celtics ya están preparados para entonar los tradicionales cánticos de "¡Beat LA, Beat LA, Beat LA...! (¡derrota a Los Angeles, derrota a Los Angeles...!)", que forman parte de la gran rivalidad entre los dos mejores equipos en la historia de la NBA.

Los Celtics son conscientes que a partir del martes podrán asegurar su decimoctavo título de la NBA si consiguen tres triunfos consecutivos, algo que no será nada fácil.

Rivers ya ha mentalizado a sus jugadores que lo único importante es pensar en el tercer partido y olvidarse de lo que puede suceder en la serie que se definirá al mejor de siete.

Pero también admite que volver a su campo les da mayor ventaja, sobre todo después de lo que sucedió en las Finales del 2008 cuando los Celtics lograron el triunfo por 4-2 y su decimoséptimo título de liga.

Los Lakers son también conscientes que Boston no es el lugar donde mejor se le dan las cosas en los partidos de visitantes y conseguir una victoria se presenta como muy difícil, aunque no imposible.

Pero lo que si tienen muy claro es que deberán hacer mejor trabajo en el marcaje al base Rajon Rondo y al escolta Ray Allen, que fueron sus verdugos, si quieren tener alguna opción al triunfo.

Además de conseguir que el escolta estrella Kobe Bryant no se cargue de faltas personales, como sucedió en el segundo partido, y que le impidieron convertirse en factor ganador para su equipo, como es habitual.

Bryant no pudo disimular su enfado y frustración por lo sucedido en el segundo partido y durante la rueda de prensa "obligatoria", se limitó a dar respuestas cortantes y sin elaborar.

"Es el partido más importante. El primer partido fue el más importante, el segundo partido fue el más importante. Ahora, el tercer partido lo es", declaró Bryant sobre lo que esperaba del primer duelo en Boston. "Es el próximo partido, así de simple".

Es la primera vez desde el 2004 que la serie de las Finales está empatada después de haberse disputado los dos primeros partidos. La anterior fueron los Pistons de Detroit los que lograron una victoria en Los Ángeles y luego definieron la serie en casa, para dejar a Bryant con la primera derrota en la lucha por el título de la NBA.

Su segunda derrota se dio hace dos años, en una noche que los Lakers nunca olvidarán por la paliza histórica que recibieron, además de perder el anillo de campeones.

Los Celtics los arrollaron 131-92 en el sexto partido, que ya estaba definido desde el comienzo de cuarto periodo después que los "Big Three", el trío formado por Garnett, Allen y el alero Paul Pierce, en su primer años de estar juntos, dominaron a los Lakers para darle a Boston un nuevo título.

Después de la humillación deportiva que sufrieron en el campo, los jugadores de los Lakers tuvieron que permanecer un periodo largo de tiempo metidos en el autobús del equipo, rodeados de cientos de seguidores de los Celtics que estaban en plena celebración.

"Obviamente, hay sentimientos involucrados y hay recuerdos que están allí, lo que nos debería ayudar a superar esto y a luchar con más fuerza", declaró Gasol. "Hay que ganar en Boston como sea".

Los dos equipos ya llegaron hoy a Boston, donde tendrán el resto de la jornada libre para descansar y estar listos cuando mañana tengan que saltar de nuevo al TD Garden.

La NBA tiene establecido desde la década de los 80 el formato de 2-3-2 para las Finales y de esta forma evitar un mayor número de viajes entre ciudades que se encuentran en costas opuestas como son la del Este y el Oeste.

Pero a la vez, en el apartado deportivo, no es fácil que un equipo pueda ganar tres partidos consecutivos, aunque se disputen en su campo.

De esa realidad son conscientes todos los jugadores de los Celtics y de ahí que para nada quieran pensar más allá del próximo partido y mucho menos que no van a volver a Los Ángeles.

"Es cierto que tenemos la ventaja de campo, pero eso no garantiza que vayamos a ganar los próximos tres partidos", declaró Pierce, que no fue decisivo en el segundo encuentro. "Tenemos la gran oportunidad de jugar en nuestro campo y debemos aprovecharla".

Los jugadores de los Celtics también son conscientes que los Lakers llegaran al TD Garden con una mentalidad ganadora y más motivados que nunca por recuperar la ventaja de campo.

Rivers reiteró que las Finales no han hecho más que comenzar y que todavía faltaba mucha competición para definir al próximo campeón de la NBA.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook