domingo, 11 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

OEA-ASAMBLEA

El tema de Honduras planeará sobre la Asamblea, pero Insulza no cree sea resuelto

Efe
sábado, 05 de junio de 2010, 17:26
El tema de Honduras planeará sobre la Asamblea, pero Insulza no cree sea resuelto


El tema de Honduras planeará sobre la Asamblea, pero Insulza no cree sea resuelto El tema de Honduras planeará sobre la Asamblea, pero Insulza no cree sea resuelto

Lima.- La posible reincorporación de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA) estará presente en los debates de la 40 Asamblea General que mañana se abre en Lima, pero su secretario general, José Miguel Insulza, no cree que sea resuelta en este foro.

Insulza dio hoy una rueda de prensa en Lima junto al canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, y con el secretario general adjunto de la OEA, Albert Ramdin, para explicar cómo se desarrollará esta asamblea que será inaugurada por el presidente Alan García en el imponente edificio del Museo de la Nación limeño.

Aunque Insulza insistió en que el tema de Honduras -expulsada de la OEA el 4 de julio de 2009, tras el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya- no está en la agenda de la Asamblea, reconoció que será tratado en la reunión de cancilleres.

Para Insulza "existe disposición de la mayor parte de los países miembros de resolver el asunto (pero) el principal obstáculo es la situación del presidente Zelaya", exiliado en la República Dominicana y que se expone a ser juzgado si regresa a su país.

"Francamente, no creo que esto vaya a ser resuelto aquí", reconoció el secretario general, que recordó que hay países con relaciones normales con el actual Gobierno hondureño, encabezado por Porfirio Lobo, pero obvió el hecho de que la mayoría de países suramericanos aún se niegan a reconocerle legitimidad.

Insulza y el canciller peruano se refirieron también al tema central de la Asamblea, que es la propuesta peruana de impulsar el desarme en la región, pero ambos se mostraron conformistas con los múltiples arreglos que ha habido que hacer para bajar el tono de la propuesta peruana.

Fuentes diplomáticas comentaron a Efe que Estados Unidos, con un 90 por cien del gasto militar en la región americana, y Brasil en segundo lugar, exigieron "descafeinar" la propuesta añadiendo un párrafo que subrayara la soberanía de cada país para establecer sus prioridades en la política de defensa.

"Supimos -dijo el canciller- que al plantear el tema iba a haber diferencias, que las situaciones no son iguales en todos los países, que hay algunos que han comprado muy poco (armamento) en los últimos años...", pero se mostró conforme con haber provocado el debate y llevar el tema a la conciencia de los pueblos americanos en lo que será "un largo camino".

Insulza tampoco quiso insistir en la necesidad de desarme, y se limitó a proponer una mayor transparencia en los gastos militares: "Que los países respeten sus compromisos de reportar cualquier compra de armamento y de informar con respecto al cumplimiento de las medidas de confianza que ya existen" en el sistema interamericano.

"Si conseguimos que los países informen de manera transparente, ya sería un gran avance", dijo sin mencionar siquiera una necesidad efectiva de reducción de armas.

De acuerdo con el informe Balance Militar Suramericano del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, el gasto militar de América del Sur fue de 39.143 millones de dólares en 2007 y de 51.110 millones en 2008, lo que representa un aumento del 30,2 por ciento.

Por último, Insulza y García Belaúnde se refirieron también a la situación de la OEA ahora que surgen otros organismos multilaterales americanos como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) o el Mercado Común del Sur (Mercosur), que un periodista calificó de "intentos de debilitamiento de la OEA".

Ambos diplomáticos negaron que la actividad de esos foros vaya en detrimento de la OEA, con el argumento de que tratan temas distintos y de que siempre será necesario un foro continental de discusión de temas -como la emigración o el narcotráfico- que afectan tanto a América del Norte como del Sur.

Sin embargo, reconoció García Belaúnde, "probablemente habrá que hacer una reflexión (sobre el papel de la OEA), ya hay voces (que cuestionan) los mandatos que recibe la OEA", concluyó.

La Asamblea General se abrirá en la tarde del domingo, pero las jornadas de trabajo serán el lunes y el martes, con reuniones plenarias de cancilleres, de representantes permanentes y de grupos de trabajo, además de las entrevistas bilaterales que se puedan producir durante esos días.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook