miércoles, 18 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

CINE-FAMILIA

Amor, soledad e incomunicación en "Estación del olvido", de Molina y Serna

Efe
miércoles, 02 de junio de 2010, 15:11
Amor, soledad e incomunicación en


Amor, soledad e incomunicación en "Estación del olvido", de Molina y Serna Amor, soledad e incomunicación en "Estación del olvido", de Molina y Serna

Barcelona.- Un viejo marinero regresa junto a su nieta y un joven amigo a su Cadaqués natal tras el largo viaje de su vida en "Estación del olvido", una historia sobre la incomunicación, la familia y la soledad dirigida por Christian Molina y Sandra Serna y que se estrena este viernes día 4 en los cines de toda España.

Se trata de una película de actores formada por el padre, Francesc Garrido; la hija, Katia Klein; la madrastra, Belén Fabra; el abuelo Domingo, encarnado por Fermí Reixach, y su joven amigo, Nilo Mur, que forman una familia en la pantalla y que, tras el rodaje, aseguran serlo ya también en la vida real.

Fermí Reixach, actor fraguado en el teatro, la describe como "un cuento de amor" porque su personaje, un anciano alcohólico internado en un asilo y cansado de vivir, "renace" al volver a su pueblo natal para fundirse con sus tres amores: Cadaqués, su mujer y el mar.

Rodada en Barcelona y en la localidad gerundense de Cadaqués, producida por Canónigo Films y TV3 y dirigida por Christian Molina y Sandra Serna, "Estación del olvido" es el primer trabajo de estos dos jóvenes directores en colaboración y el tercer largometraje de Molina, que rodó en 2008 "Diario de una ninfómana".

Es una historia sobre la incomunicación: "A veces no nos atrevemos a decir lo que sentimos y hacemos que problemas pequeños terminen siendo muy grandes", ha explicado el director. "En este sentido refleja muy bien la realidad, en todas las familias falta comunicación", ha añadido el actor Francesc Garrido.

El personaje de Garrido, actor reconocido por su trabajo en "Mar adentro","Te doy mis ojos" o "Smoking Room", es un inventor dividido entre el amor que siente por su mujer y el que siente por su padre y su hija, con los que es incapaz de entenderse.

Es precisamente su hija la que toma la iniciativa y le hace reaccionar. "En la vida dejamos de aprender de los padres para aprender de los hijos", ha asegurado el actor catalán, que recibió el Premio a la Mejor Interpretación Masculina en el Festival de Málaga de 2002 por su papel en "Smoking Room".

La complicidad entre el abuelo y la nieta, interpretada por Katia Klein, es evidente tanto en la pantalla como en la vida real. "A veces trabajas con gente que no te dice nada, pero sólo con mirar a Katia a los ojos ya sale todo solo", ha explicado el veterano actor.

Su personaje, el centro de la película, está lleno de matices que asegura haber logrado armonizar "con honestidad" y basándose en experiencias personales, porque Domingo y él "tienen muchas cosas en común", y eso es algo que los directores supieron el primer día: "No quisimos ni que se cambiara de ropa; ¡era Domingo!", asegura Molina.

También entre Katia Klein y Nilo Mur la química traspasa la pantalla, ya que "los dos somos muy tímidos y apenas hablamos, pero no nos hace falta hablar para entendernos", ha explicado Klein, que trabaja en la popular serie de TV3 "El cor de la ciutat".

"Estación del olvido", que se rodó entre 2008 y 2009 y ha contado con un presupuesto de 1,7 millones de euros, se estrena este viernes en toda España y se distribuirá en versión catalana, doblada al castellano y en catalán con subtítulos en castellano.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook