sábado, 10 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

CAMBIO CLIMÁTICO

La ONU encara en Bonn la ronda preparatoria para Cancún en busca de consenso

Efe
domingo, 30 de mayo de 2010, 11:36
La ONU encara en Bonn la ronda preparatoria para Cancún en busca de consenso


La ONU encara en Bonn la ronda preparatoria para Cancún en busca de consenso La ONU encara en Bonn la ronda preparatoria para Cancún en busca de consenso

Berlín.- Bonn acoge a partir de mañana una ronda de negociaciones formales, preparatoria para la próxima Cumbre de Cambio Climático de Cancún de finales de año, en la que las partes buscarán el consenso en las estrategias destinadas a la lucha contra el calentamiento global.

Tras los tibios compromisos alcanzados en la pasada cumbre de Copenhague, cuyo documento final se limitó a registrar las heterogéneas propuestas de cada país, la ONU debe reforzar ahora el diálogo para que de Cancún salga un documento encaminado a sustituir al Protocolo de Kioto que expira en 2012.

Sobre la naturaleza de ese texto, que debe regular las emisiones de gases de efecto invernadero, el responsable de la ONU sobre cambio climático, Yvo de Boer, ya apuntó esta semana que dudosamente será un tratado vinculante, dado que los países en desarrollo querrán saber "en qué consiste" el documento antes de dar ese paso.

En su opinión, sería deseable que de la cita mexicana surja una "arquitectura operativa" que permita sellar un acuerdo vinculante un año después, en Sudáfrica.

Las tensiones y las acusaciones de opacidad que marcaron la tónica en Copenhague contaminaron las negociaciones el pasado diciembre y, desde entonces, la ONU se ha esforzado por promover un ambiente fructífero y constructivo que esperan que se intensifique durante esta ronda de negociaciones, que terminarán el 11 de junio.

Del 2 al 4 de mayo, unas cuarenta delegaciones ministeriales se reunieron en Königswinter, a las afueras de Bonn, bajo el mecenazgo de la canciller alemana, Angela Merkel, y del presidente mexicano, Felipe Calderón, para promover el avance de las negociaciones.

Para De Boer, que deja su cargo en julio y será sustituido por la costarricense Christiana Figueres, uno de los escollos a los que se enfrenta el proceso negociador es precisamente determinar "qué supone un tratado vinculante" y qué implicaciones tendrá para los países que lo suscriban.

Desde la ONU han insistido en destacar la voluntad internacional, dejada patente en Copenhague, de limitar el calentamiento global a dos grados, por encima de los niveles preindustriales, pero también han advertido de que las medidas comprometidas en Dinamarca no permitirán alcanzar ese objetivo.

A la tibias propuestas de los mayores contaminadores, China y Estados Unidos, se suma la negativa de los países emergentes a adoptar medidas vinculantes -a las que el Protocolo de Kioto sólo obliga a las naciones industrializadas- y el condicionante de la Unión Europea (UE) de sólo elevar sus estándares si otros hacen los mismo.

De Boer ha recalcado que todas las partes deben aspirar a "objetivos más ambiciosos" si quieren detener el cambio climático pero ha reconocido que las negociaciones serán duras y se necesitará que todos cedan en algún aspecto.

Otra de las cuestiones que deben aclarar las negociaciones son los mecanismos que gestionarán la dotación de 10.000 millones de euros al año hasta 2012 que prometieron en Copenhague, y que deben destinarse a la adaptación de los países en vías de desarrollo a los efectos del cambio climático.

Nuria Vicedo

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook