martes, 17 enero 2017 |  503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80
LA VOZ LIBRE

ECUADOR-VOLCÁN

Tras una rabieta atípica, el volcán Tungurahua recupera su carácter habitual

Efe
domingo, 30 de mayo de 2010, 01:32
Tras una rabieta atípica, el volcán Tungurahua recupera su carácter habitual


Tras una rabieta atípica, el volcán Tungurahua recupera su carácter habitual Tras una rabieta atípica, el volcán Tungurahua recupera su carácter habitual

Guadalupe (Ecuador).- El volcán Tungurahua, situado en el centro de los Andes de Ecuador y que los pasados miércoles y viernes generó una gran explosión, considerada como "atípica" por los científicos que lo vigilan, recuperó hoy su habitual comportamiento.

No obstante, nadie se atreve a pronosticar con exactitud la evolución que tendrá la "Mama (madre en quechua) Tungurahua", cuyo actual proceso eruptivo empezó en 1999 y que desde entonces ha intercalado periodos de mucha actividad y lapsos de relativa calma.

El científico francés Benjamin Barnard, que trabaja en el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional, explicó a Efe que el actual ciclo eruptivo del Tungurahua comenzó de una forma "atípica", aunque ahora se ha registrado "un comportamiento mucho más típico del Tungurahua".

Usualmente, el volcán ecuatoriano deja ver ciertos síntomas cuando pretende ingresar en un periodo de alta actividad, aunque el que empezó esta semana llegó de forma "un poquito más súbita", añadió Barnard.

Agregó que la primera explosión del presente ciclo, registrada el miércoles pasado, "desestabilizó" al volcán en sus entrañas, mientras que en otro evento generado el viernes, "destapó" sus conductos hacia la superficie.

Se piensa, dijo Barnard, que si el Tungurahua se comporta como lo ha hecho en los últimos años, con explosiones repetitivas y frecuentes emisiones de ceniza, el proceso seguirá por días o semanas hasta que "no haya más magma" en su caldera.

Sin embargo, el científico francés no descartó que "el volcán se vuelva a tapar" y, eventualmente, hacer nuevamente una gran explosión como las que iniciaron el proceso.

Recordó, además, que las explosiones de esta semana fueron acompañadas de permanentes emisiones, bocanadas de gas y ceniza que arroja el volcán, en forma de plumas de nube que se desplazan con el viento.

La ceniza arrojada por el Tungurahua el viernes último llegó, incluso, a la ciudad portuaria de Guayaquil, en el suroeste.

Para el experto, "no se puede determinar" hasta cuándo se prolongará el actual ciclo del volcán, y dijo que tras revisar la historia del coloso "es posible que el Tungurahua tenga periodos eruptivos de cinco hasta 20 años, quizá más, pero no se puede precisar".

Barnard es uno de los integrantes del Instituto Geofísico que rota en la vigilancia estrecha del volcán ecuatoriano, desde el Observatorio Volcán Tungurahua (OVT), que se encuentra en la zona de Guadalupe, a unos 15 kilómetros al noroeste del coloso.

En ese sitio se monitorea permanentemente, con una serie de sismógrafos y equipos especiales de vigilancia, el comportamiento del Tungurahua, que en agosto de 2006 generó su más importante explosión desde que inició su proceso eruptivo en 1999.

Reasentamientos de viviendas, albergues, linderos de evacuación y sistemas de alertas forman parte del plan contingente que se aplica en la zona del volcán, situado en los límites de las provincias de Chimborazo y la homónima de Tungurahua.

Aunque los habitantes de la zona sienten temor de la "Mama Tungurahua", que les avisa de su furia con fuertes ruidos, como cañonazos y bramidos aterradores, ellos parecen saber cuándo es tiempo de dejar sus casas y cultivos.

Eso quedó claro con la última explosión, tras la que muchos habitantes de poblados situados en las zonas de peligro los abandonaron de forma voluntaria.

Las rabietas del Tungurahua convocan también a muchos turistas, nacionales y extranjeros, para quienes es un "espectáculo único" el poder observar sus explosiones, especialmente por las noches.

Este volcán suele presentar explosiones de tipo "estrombolianas", por ser parecidas al del Stromboli italiano, con expulsión de rocas incandescentes que suben varios cientos de metros sobre la cumbre y que luego caen y ruedan por los flancos de la montaña.

El Tungurahua, de 5.029 metros de altura, es uno de los más activos de Ecuador, que posee más de cincuenta y que se encuentra en el llamado "Cinturón de fuego del Pacífico".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook