viernes, 21 noviembre 2014 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Dice que el 'adeu España' es un 'adeu Europa'

Margallo cifra en un 20 por ciento la pérdida de bienestar que sufrirían los catalanes con la independencia

Europa Press
martes, 19 de febrero de 2013, 15:24

Pide hablar como se hace en "una familia" en vez de dar "un portazo"

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado este martes que la independencia de Cataluña supondría en términos económicos "una pérdida del bienestar del 20 por ciento" para los catalanes y ha defendido el diálogo como vía para solucionar los problemas en vez de dar un "portazo".

"Cada vez más la sociedad catalana se está dando cuenta de que el 'adeu España' de Maragall es el 'adeu a Europa'", ha declarado Margallo en un encuentro informativo organizado por 'El Confidencial'.

Dicho esto, ha pedido a aquellos que están "postulando una secesión" de Cataluña que expliquen "cuáles son las consecuencias", ya que, según ha explicado, el artículo 4 del Tratado de la Unión dice que "cualquier territorio nuevo fruto de la secesión de un Estado tiene que ponerse a la cola y pedir el ingreso".

LOS 27 NO DARÍAN VALOR A LA DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA

Es más, ha destacado que el artículo 49 del mismo Tratado añade que para volver a ingresar se necesita unanimidad. "Y no conozco ningún Estado en la UE de los 27 actuales que estuviese dispuesto a reconocer o dar valor a una declaración unilateral de independencia", ha proclamado, para insistir en que una Cataluña independiente de España "sería una Cataluña fuera de Europa".

Y eso en términos económicos, ha proseguido, "supondría una pérdida del bienestar del 20 por ciento para Cataluña". "Creo que los catalanes son extraordinariamente sensatos, lo saben, y lo que tenemos que demostrar los que tenemos pasión por España y amor por Cataluña es que estar en España es un buen negocio y estar fuera es un mal negocio", ha recalcado.

Margallo ha admitido que hay "problemas" pero ha apostado por dialogar en todos los temas, como en materia de infraestructuras, en lengua y cultura o de la financiación. "Todo eso se habla como se habla en una familia. Lo que no es imaginable es que un señor dé un portazo y diga, 'ya me voy de casa'", ha aseverado.

PRIMERA "REBELIÓN FISCAL" CON EL CONDE DUQUE DE OLIVARES

En este sentido, ha reiterado que el diálogo es la vía para solucionar los problemas y ha augurado que este asunto "irá desinflándose". "Y encontraremos métodos, como los hemos encontrado siempre", ha afirmado.

El ministro ha recordado que la "primera rebelión fiscal" se produjo en 1649 con el Conde Duque de Olivares y "cada vez que ha habido un planteamiento fiscal ha derivado" en los mismos términos que en la actualidad.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo




La Voz Libre on Facebook