viernes, 31 marzo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

JAMAICA-NARCOTRÁFICO

Tensa calma en las calles de Kingston tras cuatro días de enfrentamientos

Efe
miércoles, 26 de mayo de 2010, 16:32
Tensa calma en las calles de Kingston tras cuatro días de enfrentamientos


Tensa calma en las calles de Kingston tras cuatro días de enfrentamientos Tensa calma en las calles de Kingston tras cuatro días de enfrentamientos

Kingston.- La ciudad de Kingston, escenario de cuatro días de violencia entre fuerzas de seguridad y grupos armados afines al presunto narcotraficante Christopher "Dudus" Coke, entró hoy en una fase de tensa calma, tras registrarse al menos 49 muertos y 502 detenidos.

Las autoridades cifran en al menos 49 el número de muertos como consecuencia de los enfrentamientos en la zona oeste de Kingston entre las fuerzas de seguridad y grupos fuertemente armados que se oponen a la captura y extradición a EE.UU.

No se descarta que el número de muertos sea muy superior, la mayoría entre la población civil y seguidores de Coke.

Al mismo tiempo, la policía detuvo en la capital a un total de 502 personas, muchas de ellas al parecer sospechosas de enfrentarse a tiros a soldados y policías que rastrean el paradero de Coke, al que las autoridades quieren extraditar a Estados Unidos.

Tras la sucesión de tiroteos y el uso por parte del Ejército de helicópteros, hoy, miércoles, no se han registrado enfrentamientos violentos en Tivoli Gardens, el barrio donde se supone se esconde Coke.

A pesar de la aparente tranquilidad de hoy, se mantiene invariable el estado de emergencia en la capital del país, y la tensión hasta el punto que la gente, según constatan los medios locales de comunicación, se ha encerrado atemorizada en sus casas.

Hasta el momento, la policía no ha logrado dar con el paradero del presunto narcotraficante en zonas como Tivoli Gardens y West Kingston, donde Coke cuenta con el apoyo masivo de la población y se pensaba que podía hallarse escondido.

El principal escenario de las operaciones policiales han sido las áreas de Woodford Park y Fletcher Land.

Las autoridades indicaron que las partidas de alimentos que estaban destinadas para paliar las necesidades de los damnificados en Haití por el pasado terremoto fueron enviadas a Tivoli Gardens, donde sus residentes se quejan de falta de comida y medicinas.

"Las fuerzas de seguridad han pedido a Coke que se rinda y, de hecho, le damos la oportunidad de que así lo haga", señaló Dwight Nelson, ministro de Seguridad Nacional de Jamaica.

Información sin confirmar indica que Coke posiblemente haya escapado de Tivoli Gardens, la zona donde se le suponía escondido y protegido por su partidarios, con los que la policía llegó a mantener intercambio de disparos durante cinco horas ininterrumpidas.

"Sabemos que hay 35 cuerpos de civiles en el depósito de cadáveres y, cuando nos fuimos la pasada noche, había otros nueve cadáveres que fueron recogidos por las ambulancias", señaló Herro Blair, el Defensor del Pueblo que investiga las quejas de los ciudadanos contra los políticos.

A estos 44 cadáveres hay que agregar otros cinco muertos ya contabilizados antes y de los cuales dos son policías y uno un soldado del Ejército de Jamaica.

El Gobierno estadounidense pidió a Jamaica la extradición de Coke en agosto de 2009, pero las autoridades del país caribeño retrasaron la decisión final hasta la semana pasada cuando el primer ministro, Bruce Golding, dio su aprobación.

Golding se vio hoy obligado a emitir un comunicado de rechazo y condena a las informaciones publicadas en algunos medios de comunicación, como el diario británico The Independent, sobre sus supuestas vinculaciones con las operaciones de narcotráfico.

Mientras tanto muchos turistas que pensaban viajar al país han cancelado sus reservas.

Wayne Cummings, director de la Asociación de Turismo y Hoteles de Jamaica, indicó que se han contabilizado ya 300 cancelaciones de reservas en hoteles desde que el primer ministro, Bruce Golding, declaró el estado de emergencia el pasado domingo.

No obstante, la ola de violencia se circunscribe sólo a la capital y no se han registrado incidentes violentos en centros turísticos situados en el norte de la nación caribeña, pero se teme que las imágenes de violencia provoquen una sucesión de cancelaciones con un fuerte impacto en la economía del país, ya que el turismo es su principal industria.

El país cuenta con una capacidad hotelera de 30.000 habitaciones y los ingresos por turismo alcanzan el 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), según cifras del Consejo de Turismo de Jamaica.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook