sábado, 03 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

CRISIS ECONÓMICA

El Gobierno presentará la próxima semana un impuesto temporal para los más ricos

Efe
miércoles, 26 de mayo de 2010, 10:00
El Gobierno presentará la próxima semana un impuesto temporal para los más ricos


El Gobierno presentará la próxima semana un impuesto temporal para los más ricos El Gobierno presentará la próxima semana un impuesto temporal para los más ricos

Madrid.- El Gobierno presentará en las próximas semanas un nuevo impuesto, extraordinario y temporal, para las rentas más altas en España, una figura tributaria que aún está definiendo y que según aseguró hoy el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no afectará al "99,9% largo" de la población.

Zapatero, que aprovechó su respuesta al líder del PP, Mariano Rajoy, en la sesión de control del Congreso para hacer este anuncio, aseguró que este nuevo impuesto se presentará "en breves semanas" y afectará sólo a las personas "con alta capacidad económica" para que en esta crisis hagan un "esfuerzo solidario".

El Gobierno aún estudia cómo será esta figura impositiva, aunque fuentes del Ejecutivo ya han adelantado que tendrá carácter extraordinario y temporal, mientras dure la crisis.

Se asegura además que no habrá una modificación del IRPF, porque el Gobierno asume que las grandes fortunas no tributan con este impuesto, aunque tampoco van a tocarse las sicav (sociedades de inversión de capital variable), que gestionan grandes patrimonios y sólo tributan al 1% -aunque cuando se reparten plusvalías lo hacen como rentas de capital, al 19% o al 21%-.

A la espera de que se concrete este impuesto, fuentes parlamentarias ya manejan la posibilidad de que sea el anuncio estrella del debate sobre el estado de la nación, previsto para mediados de julio.

Tras escuchar la noticia en su cara a cara con el presidente, el líder del PP, Mariano Rajoy, reprochó a Zapatero el hacer este "inquietante" anuncio y no concretarlo, algo que generará, dijo, más desconfianza e incertidumbre.

Rajoy se mostró contrario a subir impuestos, algo que, como reducir salarios, es "malo para el consumo", y criticó al Gobierno por hacer en política económica "lo contrario de lo que se debe".

Tras este anuncio, continuó la sesión de control con intervenciones como la de la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, quien aseguró que todo el Gobierno compartirá y apoyará la decisión que se tome para subir la tributación de los ricos.

Salgado se encontró no obstante con la crítica de la oposición, y el diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares le pidió una reforma fiscal "digna de tal nombre" y no un "impuesto maquillaje" para "cubrir el "ajuste antisocial" que ha aprobado el Gobierno para reducir el déficit.

Precisamente IU y el resto de partidos de izquierda -ERC, ICV, BNG y NaBai- presentaron hoy una iniciativa fiscal para recaudar más entre los contribuyentes con mayor capacidad económica y que en conjunto permitiría aumentar los ingresos tributarios en más de 8.000 millones de euros al año.

Proponen una reforma del IRPF con un nuevo tipo impositivo del 50% para las rentas superiores a 100.000 euros, una tributación del 35% en el impuesto de sociedades para las empresas que ganen más de 100 millones y la recuperación del impuesto sobre el patrimonio.

Además reclaman la limitación al 5% de la participación en las sicav, para que no se pueda eludir la tributación de las plusvalías y los dividendos obtenidos, así como la creación de un nuevo tributo sobre las operaciones bursátiles para desincentivar la especulación.

El anuncio de Zapatero se produce un día antes de que el pleno del Congreso debata la convalidación del decreto-ley con los recortes aprobados por el Gobierno para acelerar la reducción del déficit público.

Salgado reclamó al PP que apoye mañana el decreto "si quiere ser coherente", aunque el portavoz de Economía de los populares, Cristóbal Montoro, le recordó que su partido exige que el Gobierno retire de esta norma la congelación de las pensiones contributivas.

En otro cara a cara entre Gobierno y PP, la portavoz de ese partido en la Cámara Baja, Soraya Sáenz de Santamaría, definía el decreto-ley como "la declaración de principios de Zapatero y el principio de su final", mientras la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, acusó a los populares de estar "asilvestrados" por su "ceguera electoral".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook