sábado, 03 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

CRISIS ECONÓMICA

La ministra confiesa que el "copago" sanitario está en estudio pero no para adoptarlo "en este momento"

Efe
martes, 25 de mayo de 2010, 15:35
La ministra confiesa que el


La ministra confiesa que el "copago" sanitario está en estudio pero no para adoptarlo "en este momento" La ministra confiesa que el "copago" sanitario está en estudio pero no para adoptarlo "en este momento"

Madrid.- La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha confesado hoy que su departamento "está estudiando" establecer el "copago" de los servicios sanitarios por parte de los ciudadanos, si bien ha aclarado que "hay dudas lo suficientemente amplias" como para no adoptar esta iniciativa "en este momento".

Jiménez, quien siempre se ha mostrado radicalmente contraria a esta posibilidad, ha dicho hoy que "todavía no hay un acuerdo" al respecto porque "no existe una opinión clara y formada sobre la bondad de una medida de estas características"

La titular de Sanidad ha querido desligar esta cuestión de la crisis económica que hace peligrar el Sistema Público de Salud, al insistir en que desde hace más de veinte años el "copago" ha sido un tema "recurrente" en los debates sanitarios.

"Creo que ha estado en los cajones de todos los ministros que hemos llegado a este ministerio", ha reiterado, para agregar que ella misma lo ha planteado en la Subcomisión del Pacto por la Sanidad y en el Consejo Interterritorial de Salud.

Sin embargo, ha hecho hincapié en que "no hay una posición clara y unánime sobre la conveniencia de la medida porque entraña dudas que son razonables y legítimas que hay que considerar".

Se ha referido, entre ellas, a "a quién se le aplicará, cómo se le aplica" o "si tenemos un sistema informático lo suficientemente desarrollado para poder discriminar entre aquellos que pueden o no pueden" afrontar este pago añadido.

Jiménez se ha preguntado "qué valor puede tener de cara a incrementar los ingresos" y, por tanto, "a fortalecer la sostenibilidad" del actual modelo público.

A su juicio, "hay un debate todavía demasiado abierto como para que este ministerio se proponga esta decisión", porque "no hay un análisis de ingresos lo suficientemente determinante" y "existen dudas sobre cómo afectaría a la salud de los ciudadanos".

Ha recordado, como una dificultad para plantearse incrementar el coste de los servicios, que la parte de la población que más los usa son las personas mayores y sus pensiones, ha matizado, "son todavía bastante bajas".

También ha mostrado su preocupación por los enfermos crónicos, al no considerar lo más apropiado hacerles pagar por su atención sufriendo una enfermedad de por vida.

En cuanto a la posibilidad de que los profesionales sanitarios lleven a cabo una huelga general contra la bajada de su sueldo en un 5% para reducir el déficit público, Jiménez ha expresado su confianza en que "esperen a conocer exactamente en qué proporción les afecta esta medida".

No obstante, ha dicho que respeta, "como no podía ser de otra manera", el derecho constitucional de la huelga pero ha recordado a los trabajadores sanitarios que "todos" los funcionarios públicos "sin excepción" sufrirán estos recortes.

La ministra ha reconocido que todavía "no se sabe" a cuánto ascenderá la rebaja salarial de los facultativos porque "la nómina de un médico es complicada de mirar", ha comentado, para agregar que también tendrá que intervenir en ello "cada comunidad autónoma".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook