jueves, 08 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

FESTIVAL EUROVISIÓN

Eurovisión bajo el volcán

Efe
lunes, 24 de mayo de 2010, 09:45
Eurovisión bajo el volcán


Eurovisión bajo el volcán Eurovisión bajo el volcán

Oslo.- La 55 edición del Festival de Eurovisión comenzará mañana con la primera semifinal para elegir al ganador de 2010, un año en el que Europa Occidental ha recuperado su calidad de anfitrión y vivido bajo la amenaza del volcán islandés Eyjafjalla.

La organización de este certamen, que comparte la televisión noruega NRK y la EBU (European Broadcasting Union), obligó hace días a las 39 delegaciones participantes a tener un plan alternativo para llegar a Oslo, en una edición en la España apuesta por "Algo pequeñito", de Daniel Diges.

Pero entre los eurofans hay este año dos clases: los que están ya en Oslo porque para ellos Eurovisión empieza el día de la "Welcome Party" -el pasado sábado- y los que están temiendo que, por haber ajustado sus vuelos a la final -que se celebrará el 29-, puedan perderse el que es para ellos el acontecimiento del año.

"Seguimos, por supuesto en España, barajando incluso la posibilidad de viajar por carretera, aunque apuraremos al máximo para poder volar a Oslo", escribe un eurofan en uno de los foros más visitados.

Oslo, capital que no llega a los 600.000 habitantes, ha vivido hasta el último momento el peligro de una anunciada huelga de transportes, pero superado el escollo, sus residentes están volcados en un evento que sigue levantando pasiones a pesar de que parecía haber desplazado su epicentro de fanatismo al Este de Europa.

Y, precisamente, la novedad de la primera semifinal que se celebra mañana es la última medida -incluir a casi todos los países del Este y hacer así una criba- para evitar este monopolio oriental en el Festival Europeo de la Canción, financiado, al fin y al cabo, por el "big four" que componen Francia, Reino Unido, Alemania y España.

Estos cuatro países pasan directos a la final del día 29, al igual que el anfitrión, pero todavía quedan por elegir los otros 20 finalistas en las semifinales de mañana y el jueves en el Telenor Arena.

La sobriedad del escenario en este estadio ha sido uno de los puntos flacos señalados por los eurofans en esta edición, pero hablando ya de lo que importa realmente, las canciones, el propio Daniel Diges reconoció en su tono siempre amable: "Yo suelo ver la gala todos los años y este me parece que hay un nivel muy bueno, ¡mecachis!".

Aun así, las protestas de los últimos años de los eurofans volverá a repetirse: el nivel entre una semifinal y otra está muy descompensado, siendo la primera -que es en la que España tiene derecho a televoto- mucho más "fácil" que la segunda, donde se acumulan los favoritos Dinamarca, Azerbaiyán e Israel.

Moldavia, Rusia, Estonia, Eslovaquia, Finlandia, Letonia, Serbia, Bosnia Herzegovina, Polonia, Bélgica, Malta, Albania, Grecia, Portugal, Macedonia, Bielorrusia e Islandia serán los países de entre los que saldrán mañana los diez primeros finalistas.

La amplia presencia de países del Este salta a la vista, una manera de equilibrar la final, y parece que Bielorrusia es la que más gusta a sus fans con "3+2", una versión espigada de Mocedades que canta "Butterflies".

También Portugal es una de las favoritas de los sectores puristas con la joven Filipa Azevedo y su balada clásica "Há Dias Assim" y con Islandia... habrá que ver si el volcán le pasa factura.

El jueves las tintas van más cargadas: Azerbaiyán con su "Drip Drop", de Safura, ha sido una de las canciones más elogiadas, aunque le sigue el dúo danés Chanée y N'evergreen, que en "In a Moment Like This" despliegan un número pirotécnico.

Israel con su fórmula "balada emotiva+chico guapo" también ha ganado adeptos con Harel Skaat y "Milim", mientras Irlanda, el país con más victorias eurovisivas, intentará superar su propio récord con una cantante que ya ganó en 1993: Niamh Kavanagh, que lo volverá a intentar con su balada "It's For You".

Finalmente, hay que mencionar al grupo de Lituania, InCulto, que no sólo ofrece uno de los números más dinámicos en esta edición de ritmos lentos con "Eastern European Funk", sino que uno de sus cantantes, Jurgis Didziulis, habla un español perfecto porque nació en Colombia.

Mateo Sancho Cardiel

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook