miércoles, 07 diciembre 2016 |  503 Service Temporarily Unavailable

Service Temporarily Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.


Apache/2.2.16 (Debian) Server at www.lavozlibre.com Port 80
LA VOZ LIBRE

LICEO-ÓPERA

El Liceo estrena "Los pechos de Tiresias", una ópera bufa surrealista de Poulenc

Efe
viernes, 21 de mayo de 2010, 15:01
El Liceo estrena


El Liceo estrena "Los pechos de Tiresias", una ópera bufa surrealista de Poulenc El Liceo estrena "Los pechos de Tiresias", una ópera bufa surrealista de Poulenc

Barcelona.- El Gran Teatro del Liceo estrenará el próximo 27 de mayo el montaje de la ópera bufa surrealista "Los pechos de Tiresias", del compositor y pianista francés Francis Poulenc, en una versión dirigida por Emilio Sagi, e interpretada por la soprano navarra María Bayo.

Se trata de una coproducción con el teatro Arriaga de Bilbao, donde se pudo ver el año pasado, con dirección musical del valenciano Josep Vicent, y que en Barcelona sólo ofrecerá dos funciones -27 y 29 de mayo- porque cuando se presentó la propuesta la temporada ya estaba cerrada y sólo se han podido programar dos pases.

Un entusiasmado Emili Sagi, de orígenes catalanes aunque ovetense de nacimiento y formación, ha explicado este mediodía en rueda de prensa que quería desde hace muchos años dirigir esta obra, de apenas una hora de duración, pero era consciente de que "hay que tener muchas ganas, porque siempre comporta un escándalo hacerla".

Estrenada en París en el año 1947, a partir de un drama surrealista de Guillaume Apollinaire, de 1917, la ópera reflexiona sobre los roles de hombres y mujeres en la sociedad y, según Sagi, sobre como "todo puede ser ambiguo y todo puede ser cambiante".

La protagonista Thérèse, cuyo papel recae en Bayo, quiere un buen día dejar la cocina de su casa, en una ciudad imaginaria cerca de Montecarlo llamada Zanzíbar, para ocupar funciones masculinas.

"La decisión de su cerebro -ha comentado Sagi- se la pasa a su cuerpo y sus pechos vuelan, convirtiéndose en un hombre, mientras que su marido, que personifica los valores más masculinos, acaba en una señora con más de 40.000 hijos".

Con estos ingredientes, el director ha reconocido que "el plato ya está medio cocinado" y ha agregado que su tarea ha sido "entrar en el mundo de la ambigüedad total".

La acción la ha ubicado en el apartamento de un matrimonio moderno, rodeado de frío diseño noruego, y con mucha rutina a las espaldas.

Sin embargo, el "irrefrenable ardor" que comportan los cambios de sexo provoca que esta estancia "se convierta en una casa de locas y se llene de color fucsia, con papagayos y caracoles en el jardín".

Tanto Sagi como Josep Vicent han coincidido en la calidad y el colorido de la música, especialmente en su parte final, y en que, a pesar del tono de comedia que desprende la obra, "tiene un fondo intelectual muy importante".

María Bayo ha señalado que conoció la ópera gracias a Sagi y que quedó rápidamente convencida para representarla, tanto por su actualidad, como por "un personaje muy extravagante y totalmente explosivo", aunque reconoce su "dificultad vocal, siempre al límite de la tesitura de la voz".

Uno de los momentos más divertidos de la presentación del espectáculo ha sido cuando la cantante ha recordado que aparece en el escenario "casi en paños menores, muy, muy sexy, con un corsé muy bonito", lo que antes nunca había sucedido.

"La historia -ha proseguido- es que Therésè se quita las tetas y yo estoy pensando en ponerme. Precisamente, hablándolo con Emilio, él me dijo que había pensado en mi porque no tengo mucha cosa, mientras que de otra artista de la que también hablábamos, dijo que no podría hacer la obra porque tiene demasiado pecho".

Francis Poulenc, que fue amigo de Picasso, no obvió en la obra los referentes históricos del momento, como la Segunda Guerra Mundial, sin olvidar la ironía e incluso el sarcasmo.

Para Sagi, lo que quería es que el público se divirtiera, y él mismo ha argumentado que a los teatros ahora hay que ir a disfrutar, "para bien o para mal. Antes, durante el franquismo, sí teníamos que dar clases, pero en la actualidad éstas se ofrecen en las escuelas y en las universidades".

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook