domingo, 04 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

IRÁN-EEUU

Emoción en el reencuentro de tres jóvenes de EEUU detenidos en Irán con sus madres

Efe
jueves, 20 de mayo de 2010, 16:11
Emoción en el reencuentro de tres jóvenes de EEUU detenidos en Irán con sus madres


Emoción en el reencuentro de tres jóvenes de EEUU detenidos en Irán con sus madres Emoción en el reencuentro de tres jóvenes de EEUU detenidos en Irán con sus madres

Teherán.- Las madres de los tres jóvenes estadounidenses detenidos en la prisión de Evin se reencontraron hoy durante dos horas con sus hijos en un hotel del norte de Teherán, diez meses después de que fueran encarcelados bajo la acusación de espionaje.

Tras momentos de tensa espera, las tres se fundieron en un largo abrazo con sus vástagos plagados de besos y alguna lágrima antes de dirigirse a los periodistas y volver a pedir a las autoridades iraníes su liberación.

Los arrestados, Shane Bauer y Josh Fattal, de 27 años, y Sarah Shourd, de 31 años, fueron detenidos el 31 de julio pasado cuando al parecer hacían senderismo en el Kurdistán iraquí y entraron por error en territorio iraní.

Tras meses de ruegos y peticiones, el régimen iraní accedió hace una semana a conceder visados de siete días a sus progenitoras "por razones humanitarias".

Los tres coincidieron hoy en señalar que pese a la dureza de estar confinados, están siendo bien tratados, tienen buena relación con los guardias, buena comida y pueden disfrutar de material para la lectura.

Shane subrayó, no obstante, que para ella es un poco más complicado ya que "estoy sola. Ellos están juntos", afirmó la joven, vestida como sus compañeros de presidio con vaqueros y polo, y con la cabeza cubierta con un pañuelo granate como exige el código de vestuario femenino en Irán.

Las madres, que también optaron por velos de colores, destacaron el gesto humanitario de las autoridades iraníes.

Desde que fueran detenidos el pasado julio, los tres solo habían podido hablar en una ocasión por teléfono con sus familias y habían sido autorizados a recibir solo un par de visitas de la embajada Suiza.

La legación helvética, que coordina el viaje de las madres a Teherán, protege los intereses de Estados Unidos en Irán desde que ambos países rompieran sus relaciones en abril de 1980, poco después del triunfo de la revolución islámica que desalojó del poder al último sha de Persia, Mohamad Reza Pahlevi.

El destino de los tres jóvenes es una incógnita, ya que parece ser que podrían ser acusados de espionaje, aunque fuentes del ministerio de Exteriores habían sugerido que su único delito era haber entrado ilegalmente en el país.

El miércoles, el ministro iraní de Servicios Secretos, Heydar Moslehi, volvió a acusarlos de espionaje.

"Hemos tratado a los ciudadanos estadounidenses de acuerdo con los principios de nuestra religión y los principios humanitarios, pese a que han cometido un delito de espionaje al cruzar de manera ilegal nuestro país", afirmó el clérigo.

Estados Unidos insiste en que los tres son simples excursionistas que se perdieron y "entraron por error" en territorio iraní, por lo que pide su liberación.

El abogado de los detenidos, Masud Shafiei, confirmó hoy a Efe que las madres han pedido audiencia a varias personalidades iraníes, entre ellas al líder supremo de la Revolución iraní, ayatolá Ali Jamenei, pero que aún no han recibido respuesta.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook