lunes, 05 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

FESTIVAL CANNES

Dos películas honestas levantan el nivel del Festival de Cannes

Efe
miércoles, 19 de mayo de 2010, 19:50
Dos películas honestas levantan el nivel del Festival de Cannes


Dos películas honestas levantan el nivel del Festival de Cannes Dos películas honestas levantan el nivel del Festival de Cannes

Cannes (Francia).- Dos películas muy diferentes entre sí, la coreana "Poetry", de Lee Chang-dong, y la ucraniana "Schastye moe", de Sergei Loznitsa, pero con una enorme honestidad en común, levantaron hoy el nivel de la competición del Festival de Cannes, hasta ahora caracterizada por la mediocridad.

Dos formas de afrontar la moralidad y la humanidad a través de unas historias complejas pero narradas en ambos casos de manera simple y con unos personajes que sirven de hilo conductor para mostrar lo bueno y lo malo de la sociedad actual.

En el caso de "Poetry", la belleza de sus imágenes y la emocionante interpretación de Yun Junghee, hacen de una terrible historia un canto poético con el que Lee ha querido "mostrar la poesía en una película", según explicó en rueda de prensa.

"A pesar de los problemas y de la fealdad del mundo, siempre hay algo maravilloso" y en la película trata de buscar esas cosas positivas a través del deseo de la protagonista de escribir un poema.

"Poetry" cuenta la historia de Mija, una mujer de 65 años que cría sola a su nieto y que, dentro de su vida sencilla, es optimista y feliz, con una gran curiosidad por todo y con ganas de buscar la belleza en cualquier rincón.

Pero un terrible suceso en el que se ve implicado su nieto cambia completamente su vida y su alegría se torna en un aislamiento que pese a todo intenta romper a través de la poesía.

Un personaje al que Yun Junghee -toda una leyenda en Corea del Sur- dota de una inocencia y expresividad que la han hecho situarse de inmediato como una fuerte candidata al premio a la mejor actriz de Cannes.

Yun, que vuelve de esta forma al cine tras diez años en los que no había recibido guiones que le gustaran, señaló que su personaje y ella se parecen mucho, por lo que fue bastante fácil realizar el trabajo.

"Es realmente extraño. (Lee y yo) No nos conocíamos bien pero desde que recibí el guión vi que este personaje es muy como yo. Es una soñadora, como yo. También inocente, un poco fuera de las convenciones de la vida", explicó la actriz.

El filme de Lee -que ya estuvo en Cannes en 2007 con "Secret sunhine" y que en 2002 se llevó con "Oasis" el premio a la dirección en Venecia-, ha gustado mucho en su primer pase hoy en Cannes y no sería de extrañar que su poética historia -eso sí, demasiado larga- recibiera algún premio.

Como tampoco sería raro que el documentalista Sergei Loznitsa recibiera la Palma de Oro por su primer filme de ficción.

"Schastye moe" ("My joy", en su título en inglés) es un filme que no oculta sino que aprovecha la experiencia de su director como documentalista.

Estilo muy realista, cámara en mano y visión antropológica de la realidad para la historia de un camionero que se pierde en la Rusia rural y en su camino se encuentra con una galería de personajes que representan los problemas de la sociedad, desde la prostitución de menores a la corrupción.

Rodada en el norte de Ucrania, cerca de la frontera rusa, para buscar así un lugar lo más parecido a Rusia, la historia se rodea de violencia en un recorrido hacia un punto de no retorno.

"Yo comencé a rodar una road movie, pero a la mitad del rodaje descubrí que no lo era. No sé muy bien a qué género pertenece ni cual es su estilo", explicó Loznitsa en rueda de prensa.

En su opinión es al mismo tiempo un cine realista, que puede ser incluso confundido con el documental, pero también contiene elementos grotescos que van en aumento.

"Un filme muy ecléctico", resumió el realizador, que reconoció haber utilizado técnicas documentales, además de haberse rodeado de actores no profesionales.

Todo ello para descubrir con la película "qué es el humanismo".

Y "en qué circunstancias podemos ser llamados humanos y cómo nos comportamos en situaciones sin esperanza", agregó Loznitsa.

Una historia dura que sin embargo contiene elementos de humor negro que, según el director, no se han podido apreciar en Cannes porque era muy difícil hacer una traducción adecuada para los subtítulos.

Dos filmes que han gustado mucho en el Festival, que mañana presenta en competición la única cinta estadounidense, "Fair Game", de Doug Liman, y la italiana "La nostra vita", de Daniele Luchetti.

Alicia García de Francisco

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook