sábado, 10 diciembre 2016 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Más que anuncios

martes, 18 de mayo de 2010, 18:07

Hace unos días, en la tribuna del Congreso, la ministra de Igualdad mostraba su preocupación por los anuncios de prostitución que se publican en los periódicos. Decía la ministra Aido que estaba estudiando cómo abordar la desaparición de estos anuncios en la prensa. A mí, me parece valiente el solo hecho de plantear el asunto, aunque tengo dudas de que la ministra consiga su propósito que no es otro que el que la prostitución no se anuncie alegremente en los periódicos.

En torno a la prostitución hay una enorme hipocresía en la que algunos defienden la prostitución como un acto de libertad de una profesión tan vieja como el mundo, en vez de encararlo como un acto de explotación y subordinación, ya sea la prostitución femenina o masculina, tanto da.

Pero vayamos a los anuncios en los periódicos. La realidad es que esos anuncios son para los periódicos una buena fuente de ingresos, de manera que los responsables de los medios miran hacia otro, y de cuando en cuando publican reportajes sobre la lacra que significa la prostitución, pero unas cuantas páginas más adelante insertan los anuncios que, insisto, son una fuente de ingresos permanente y estable.

Dada la crisis de los medios, ¿se atraverá la ministra Aido a impulsar una legislación que implique que los periódicos pierdan ésta fuente estable de ingresos? La respuesta la tendremos en los próximos meses. Puede que la ministra nos sorprenda con un proyecto de ley o puede que alguien le diga que mire hacia otro lado y deje para otro momento su proyecto.

No obstante, el debate a mí me parece tan interesante como necesario y tiene que ver con el problema mismo de la prostitución. Son cada vez más los países que se plantean poner coto al comercio de la carne humana, porque detrás de ese comercio lo que se esconden son personas en la mayoría de los casos explotadas, obligadas a vender sus cuerpos o llevadas a ese extremo por la miseria y la necesidad. No, no me parece que la prostitución sea un "oficio" más, como insisten algunos. A mí, me parece terrible que una persona se venda a sí misma para subsistir. Hay miles de jóvenes de países subdesarrollados, que en los últimos años han sido engañadas por redes mafiosas que las prometían un puesto de trabajo digno y cuando llegaban al Primer Mundo se encuentran con que las arrebatan el pasaporte y las tratan como si de ganado se tratara. Las quitan su dignidad, las reducen a la nada y las obligan a prostituirse. De manera que lo que hay detrás del oficio más antiguo del mundo es sólo miseria y sordidez.

Habrá quien diga que hay mujeres que no dependen de ninguna red mafiosa y que se prostituyen porque ganan más dinero que trabajando en una oficina o en una fábrica, y seguramente es verdad, pero eso no significa que esa voluntariedad haga de ese oficio algo honorable. Verán, creo que de las muchas iniciativas adoptadas por el Ministerio de Igualdad, esta de acabar con los anuncios de prostitución, es una de las que deberían ser apoyadas y llevadas a buen término, pero me temo que no le será fácil a la ministra Aido lograr su objetivo.

Hay mucha, pero que mucha hipocresía en la sociedad y también en los medios de comunicación, que con una mano escriben contra las lacras de la prostitución y con la otra se embolsan los beneficios de los anuncios. Ojalá, la ministra Aido tenga suerte en este empeño, pero ya digo que lo dudo.

 

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 


La Voz Libre on Facebook
Encuestas

ENCUESTA

¿Está de acuerdo con cerrar al tráfico el centro de las grandes ciudades en Navidades?
Ver anterioresVer resultados
        

La Voz Libre en tu correo