viernes, 20 enero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

COLOMBIA-ELECCIONES

Las campañas electorales en Colombia entran en la recta final a una semana del cierre

Efe
sábado, 15 de mayo de 2010, 08:10
Las campañas electorales en Colombia entran en la recta final a una semana del cierre


Las campañas electorales en Colombia entran en la recta final a una semana del cierre Las campañas electorales en Colombia entran en la recta final a una semana del cierre

Bogotá.- La contienda electoral para los comicios presidenciales del próximo 30 de mayo en Colombia entró en la recta final a una semana del cierre de las campañas, que tienen al candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, y al oficialista Juan Manuel Santos empatados en cuanto a las intenciones de voto.

Cuando faltan dos semanas para las elecciones, Santos ha recortado ventaja a su rival Mockus gracias al relanzamiento de su campaña que lo llevó a hacer cambios en su equipo y retornar a los símbolos del Partido de la U, del presidente Álvaro Uribe.

La encuesta más reciente del Centro Nacional de Consultoría conocida este viernes señala que Santos derrotaría por dos puntos porcentuales al candidato del Partido Verde, lo que obligaría a una segunda vuelta el próximo 20 de junio.

Ese sondeo indicó que Santos, ex ministro de Defensa de Uribe, obtendría el 38 por ciento, mientras que el ex alcalde de Bogotá llegaría al 36 por ciento.

La encuesta de Datexco señaló por el contrario que Mockus sigue encabezando la intención de voto con un 32,8 por ciento, seguido por Santos con el 29,3.

Una semana antes del cierre de las campañas, que por ley deben cerrar participación en plazas públicas ocho días antes de los comicios y dar paso a una semana de reflexión, el presidente Uribe pidió a los colombianas votar en conciencia e impedir imposiciones extranjeras.

Sin decirlo, el mandatario hizo referencia a las declaraciones que ha dado el presidente venezolano, Hugo Chávez, en las últimas semanas en contra del candidato oficialista, a quien dijo que no recibirá en Caracas si gana la Presidencia y que cortará definitivamente el comercio bilateral.

"Un electorado que el 30 de mayo votará en conciencia (...) no por lo que le quiera imponer una amenaza extranjera", expresó Uribe en una ceremonia de graduación de oficiales de policía.

Esa situación llevó a que Colombia optara esta semana por poner en manos de la Organización de Estados Americanos (OEA) sus quejas sobre las supuestas injerencias de terceros países en sus asuntos internos y su proceso electoral.

La Registraduría Nacional del Estado Civil espera que el 30 de mayo acudan a las urnas unos 16 millones de colombianos, de un potencial de casi 30 millones de electores.

Para subsanar algunos fallos tecnológicos que se presentaron en las elecciones legislativas del 14 de marzo, se cedieron los subcontratos a otras firmas, y se realizarán tres simulacros antes del día de los comicios.

También se tomaron algunas precauciones en temas de seguridad de la página web y la Registraduría realizará un proceso de "preconteo" adicional, "lo que permitirá no solamente una contingencia sino un verdadero plan alterno".

Además recordó que desde la tarde del viernes 28 de mayo se iniciará la ley seca, que prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas hasta el lunes 31, y también se prohibirá llevar armas durante esos días.

La Registraduría aclaró que el día de las elecciones queda prohibida toda clase de propaganda política, por lo tanto "no se podrán portar camisetas o cualquier prenda de vestir alusiva a propaganda política, afiches, volantes, gacetas o documentos similares que inviten a votar por determinado candidato".

Para garantizar la seguridad el Ministerio de Defensa destinó 350.000 militares y policías que darán "tranquilidad" a los votantes en todas las regiones del país.

La Policía, el Ejército, la Armada Nacional y la Fuerza Aérea tendrán un cubrimiento del 99,7 por ciento de los puestos de votación en todo el país ante la información de que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) planea sabotear las elecciones suplantando a policías y soldados para cometer atentados.

En cuanto a la seguridad de los candidatos presidenciales, el ministro recordó que se han asignado más de 500 policías para darles la protección y el apoyo necesario en sus desplazamientos y actos de campaña.

En todo caso, la batalla está entre Mockus y Santos, porque el resto de candidatos ha caído en picado al contar tan sólo con entre el tres y siete por ciento de la intención de voto.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook