viernes, 24 marzo 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

TRIBUNALES-POLICÍA

Los acusados del robo de 150 kilos de droga de una comisaría de Sevilla culpan al jefe de la UDYCO

Efe
miércoles, 12 de mayo de 2010, 15:44
Los acusados del robo de 150 kilos de droga de una comisaría de Sevilla culpan al jefe de la UDYCO


Los acusados del robo de 150 kilos de droga de una comisaría de Sevilla culpan al jefe de la UDYCO Los acusados del robo de 150 kilos de droga de una comisaría de Sevilla culpan al jefe de la UDYCO

Sevilla.- Los dos principales acusados de robar 150 kilos de droga en una comisaría de Sevilla se han desdicho hoy de su primera confesión y han declarado que elaboraron los paquetes con los que se hizo el cambio a petición del entonces jefe provincial de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (UDYCO).

Los dos acusados, el ex policía de la UDYCO Lars S.M. y su presunto socio, Manuel A.N., se han enfrentado en un careo ante la juez que investiga el robo y han coincidido en que hicieron los paquetes sin conocer su destino final y a petición del entonces jefe de la UDYCO, F.T.

Fuentes del caso han informado a Efe de que Lars S.M. ha declarado que el jefe de la UDYCO le dijo que necesitaba los paquetes para una operación antidroga que se estaba realizando en colaboración con la UDYCO Central, y Manuel A.N. ha dicho que Lars necesitaba los paquetes "para solucionar un tema que había" en la Jefatura de Policía de Sevilla.

Ninguno de los dos ha declarado conocer lo que, presuntamente, hizo F.T. con los paquetes, pero se trata de los envoltorios de talco, yeso y harina que aparecieron en los depósitos de la Jefatura de Policía de Sevilla en sustitución de los 150 kilos de heroína y cocaína robados.

El robo se descubrió en mayo de 2008 y hasta ahora ha obligado a dejar en libertad a siete presuntos traficantes que se enfrentaban a condenas de hasta doce años de cárcel, aunque aún quedan dos sumarios, uno en Sevilla y otro en la Audiencia Nacional, pendientes de celebrar juicio sin la droga intervenida.

Además de los presuntos autores materiales del robo y sus esposas, el jefe provincial de la UDYCO ahora acusado fue imputado por la juez por "encubrimiento u omisión de denunciar", por supuestamente haber conocido la sustracción de la droga y no denunciarlo.

Lars y Manuel, que están encarcelados desde septiembre de 2009, justificaron su primera confesión, en la que reconocían parte de su culpabilidad, en que los investigadores les presionaron con la detención de sus respectivas esposas y les prometieron que las dejarían en libertad.

Por ello, Manuel ha expresado hoy "su indignación porque no han cumplido lo que le habían prometido", ha dicho a los periodistas su abogado, Marcos García Montes.

La versión que Lars había mantenido hasta ahora era que permitió el acceso de Manuel a la Comisaría, pero sin saber sus intenciones, y Manuel había declarado que ayudó a Lars a elaborar los paquetes pero sin saber su destino.

La nueva versión surgida del careo han llevado a los defensores de ambos a pedir una nueva declaración, cuya fecha la juez no ha decidido aunque el 11 de junio hará una inspección ocular de los calabozos donde se guardaban los alijos pues todos los testigos han destacado la falta de medidas de seguridad.

Manuel ha declarado hoy que nunca llegó a entrar en la Comisaría y el ex policía ha afirmado que elaboró los paquetes para "congraciarse" con el jefe de la UDYCO, con el que había tenido problemas, y que se los entregó en dos ocasiones.

La entrega tuvo lugar en un jardín situado junto a un quiosco de prensa situado frente a la Comisaría, adonde F.T. llegó a bordo de un coche Wolskwagen Passat, la primera vez solo y la segunda acompañado por un hombre con barbas a quien Lars no conocía, por lo que supuso que no era policía, ha informado a los periodistas el abogado del policía, Benito Saldaña.

 

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook