viernes, 24 febrero 2017 |  Suscríbete al BOLETÍN | RSS
LA VOZ LIBRE

Un sindicato de Policía Municipal de Madrid propone el uso de pistolas eléctricas

La sugerencia viene después de que una persona fuera herida fortuitamente por un agente en la Puerta del Sol

LVL
miércoles, 12 de mayo de 2010, 12:25

Madrid.- Un sindicato de Policía Municipal de Madrid pondrá sobre la mesa la posibilidad de equipar a los agentes con pistolas eléctricas tras el tiroteo que se registró recientemente en la Puerta del Sol, en el que un viandante que paseaba por la zona recibió un impacto fortuito de una bala rebotada en el ojo, que le hizo perder la visión en dicho órgano.

El Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) hará oficial la iniciativa a favor del táser -así es como se denominan estos aparatos- en la próxima mesa de equipamiento que se celebre. Actualmente estos artilugios son usados por la Policía Local de Moraleja de Enmedio y el cuerpo de agentes de Alcorcón está estudiando la incorporación a su equipamiento.

Los táser son unas pistolas que emiten una descarga eléctrica de unos 50.000 voltios que “engaña” al organismo, imitando los impulsos eléctricos de los nervios que movilizan los músculos. A consecuencia de esto, el cuerpo del 'taseado' se paraliza y puede ser reducido fácilmente. A la vez que se anula el movimiento de un posible atacante, este sistema provoca un importante dolor en el individuo que recibe el choque.

La descarga llega a través de dos dardos con electrodos que se lanzan al cuerpo del objetivo y tienen un alcance de hasta seis metros. Antes de realizar el disparo, se activa un láser que marca el destino de los proyectiles.

DISTINTAS POSTURAS

Hay opiniones tanto a favor como en contra de esta pistola eléctrica. Ha sido duramente criticada por organizaciones a favor de los derechos humanos y por el Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura. Este último sostiene que al no producir marcas en el cuerpo y causar un gran dolor es potencialmente un efectivo instrumento de tortura y anima a los Estados miembros a que “consideren abandonar” el uso de estas armas.

Por otro lado, se presentan estudios que parecen avisar sobre su peligrosidad. Así, en Estados Unidos durante seis años murieron 150 personas en dependencias policiales después de haber sido usado un táser contra ellas, según Aministía Internacional. Esta organización sostiene que el 90 por ciento de las personas sobre las que se proyectó el táser iban desarmadas en el momento de la descarga, con lo que intentan demostrar el abuso de estos sistemas por parte de los agentes. Otros estudios hechos con cerdos hablan de que el táser estuvo detrás de arritmias mortales.

De la misma manera, otras investigaciones consideran esta pistola como segura. Por ejemplo, el Instituto de Medicina Legal de Málaga afirma que la corriente que se genera en el sistema no es letal por sí misma. Otra investigación la realizó la propia Policía Municipal de Madrid, para la que muchos agentes se ofrecieron a probar el táser en su cuerpo, incluso uno con un marcapasos. Se concluyó que no representaba peligro para las personas. También desde Estados Unidos se alega que las autopsias de los fallecidos tras haber sido disparados revelaron que sólo en una parte de los sujetos el táser actuó como factor, mientras que en el resto de casos se falleció por otras causas.

Tal y como rezan muchos análisis, el peligro de estas armas en adultos sanos es bajo, pero no se ha investigado los efectos del sistema en sujetos bajo los efectos de las drogas o con problemas de salud, tal y como remarca Amnistía Internacional

 > En la imagen superior, un policía dispara con un táser.

Noticias relacionadas

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook